Crónica La Rioja.

Crónica La Rioja.

Cuatro varones, incluyendo dos menores, detenidos por robar en 37 trasteros y vehículos en Logroño.

Cuatro varones, incluyendo dos menores, detenidos por robar en 37 trasteros y vehículos en Logroño.

La Policía Nacional ha llevado a cabo la Operación Pegaso II en Logroño, donde ha detenido a cuatro varones, dos de ellos menores de edad, como autores de hasta 37 robos con fuerza en traseros y vehículos, además de robo de coches.

Según fuentes policiales, los cuatro individuos, dos de ellos menores de entre 15 y 16 años, formaban un grupo especializado en cometer robos en trasteros, edificios y comunidades de vecinos, así como robos en vehículos, principalmente en la zona de Valdegastea y La Cava en la ciudad de Logroño. En total, se les imputan 37 delitos cometidos durante dos semanas consecutivas.

De los detenidos, dos son mayores de edad, de 19 y 18 años, y son de Colombia y Marruecos, respectivamente, con varios antecedentes penales cada uno. Los otros dos son menores de edad con nacionalidad española y con un antecedente policial cada uno.

La investigación comenzó tras una denuncia por un robo en un vehículo en la calle Luxemburgo. A partir de ahí, se sucedieron una serie de hechos similares en la misma calle y en las colindantes. Tras un operativo policial desarrollado en abril y mayo, se logró la detención de los cuatro autores, gracias a la labor de los agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial, Seguridad Ciudadana y Científica.

La Policía sospechaba que detrás de los delitos podría haber un único grupo delictivo que empleaba distintos modus operandi y que sus integrantes, o al menos los ejecutores directos de los robos, no tenían experiencia previa debido a la tosquedad en el método para fracturar las puertas de los trasteros y vehículos para acceder a los objetos. Los autores accedían a los trasteros mediante fractura, forzamiento o apalancamiento, mientras que en los vehículos, lo hacían mediante la fractura de la cerradura y continuaban cortando el cableado eléctrico para realizar el "puente eléctrico" a los vehículos.

Los autores actuaban principalmente de noche para evitar ser detectados por los vecinos y aprovechando el carácter privado de los espacios.

Los autores representan un peligro y han sido puestos a disposición de la autoridad judicial por parte de la Operación Pegaso II de la Policía Nacional.