Crónica La Rioja.

Crónica La Rioja.

UGT vuelve a negociar luego del supuesto "éxito" de la huelga de médicos inspectores.

UGT vuelve a negociar luego del supuesto

El sindicato UGT ha anunciado que retomará las negociaciones después del "éxito" de la huelga de médicos inspectores. Sin embargo, ha lamentado los efectos negativos de esta huelga en la ciudadanía.

En La Rioja, la mayoría de los médicos de la Unidad de Valoración Médica de Incapacidades (UVMI) de la Seguridad Social participaron en la huelga, que tuvo una participación de alrededor del ochenta por ciento en todo el país. Como resultado, se tuvo que posponer las citas médicas para las revisiones de incapacidad temporal y/o permanente de los trabajadores.

UGT ha agradecido a todos los trabajadores que están contribuyendo a esta medida de presión en la defensa de sus condiciones de trabajo y las de aquellos que no participaron en la huelga pero también se beneficiarán de ella.

El sindicato ha explicado que esta movilización defiende el tratamiento colegiado y multidisciplinario de los casos complejos, así como la seguridad y prevención de riesgos laborales, la equitativa distribución de trabajo y la correcta clasificación de los puestos de los médicos inspectores.

Según UGT, las recientes modificaciones legislativas han suprimido los tribunales médicos para las bajas laborales de 12 a 18 meses, trasladando su competencia al criterio de un solo médico-inspector. Esto representa un perjuicio para los trabajadores y una sobrecarga de trabajo y responsabilidades para los médicos inspectores de la Seguridad Social.

El sindicato ha destacado que los médicos inspectores de la Seguridad Social son los únicos que tienen la capacidad de determinar si un trabajador de baja por enfermedad debe continuar en esa situación, ser evaluado para una incapacidad permanente o volver a trabajar.

Antes de estas modificaciones, los informes médicos de los médicos inspectores no eran vinculantes para los Equipos de Valoración de Incapacidades (Tribunal Médico), pero ahora solo el médico inspector decide sobre la situación del trabajador sin todos los datos necesarios.

UGT ha solicitado que se solucionen estos problemas, especialmente en los casos de especial complejidad y en la carga de trabajo.