Crónica La Rioja.

Crónica La Rioja.

Fórum Canario Saharaui rechaza fallo del Supremo sobre querella contra Ghali.

Fórum Canario Saharaui rechaza fallo del Supremo sobre querella contra Ghali.

El Fórum Canario Saharaui rechaza la decisión del Supremo sobre la querella contra Ghali, pero recuerda que aún tiene abierta una causa sobre su estancia en Logroño. En un comunicado, el Foro lamenta y rechaza este fallo del Tribunal Supremo, "bajo el paraguas de una mal interpretada prescripción de los hechos".

Este fallo "puede ser percibido públicamente como una exoneración de crímenes atroces sin el esfuerzo de una investigación exhaustiva". Tanto este Fórum, como especialmente las víctimas, "lo consideramos un fracaso en la impartición de justicia y una falta de responsabilidad ante las graves acusaciones de violaciones de derechos humanos más que documentadas al calor del contenido de las querellas presentadas por la Asociación Saharaui para la Defensa de los Derechos Humanos (ASADEDH) y de varias víctimas".

Pese al fallo, "creemos que las constantes denuncias contra Ghali y otros dirigentes del Frente Polisario por genocidio, tortura y otros delitos siguen siendo una abominable lacra para una organización cuya imagen languidece tras este historial de abusos y violencia". La idea de que líderes acusados de crímenes tan graves pueden escapar a la acción de la justicia, "socava la confianza en las instituciones judiciales españolas y en el compromiso de nuestro país con los derechos humanos".

En ese sentido, han resaltado que estas querellas contra Brahim Ghali, junto con la causa abierta en el Juzgado de Instrucción número 7 de Zaragoza, sobre "su acceso ilegal a España en 2021 y posterior ingreso hospitalario en Logroño, están intrínsecamente conectadas en una interminable saga de controversias legales, diplomáticas e incluso mediáticas".

Han recordado que Brahim Ghali "ingresó con una identidad falsa para ser tratado en el Hospital San Pedro de Logroño por COVID-19". Esta "operación clandestina provocó una crisis diplomática sin precedentes con Marruecos". Asimismo, cabe recordar que, durante su ingreso en el hospital, Ghali "declaró telemáticamente ante la Audiencia Nacional sobre las querellas antedichas".

Por ello, "es de vital importancia subrayar la trascendencia de la causa judicial que sigue abierta en Zaragoza, centrada en las circunstancias y responsabilidades relacionadas con la entrada ilegal de Ghali en España, donde debemos exigir que se llegue hasta el final y se depuren las responsabilidades pertinentes".

En la misma, se examina el papel de las autoridades españolas y otros actores que "facilitaron su ingreso sin los controles adecuados y bajo una identidad falsa". La investigación ha buscado determinar "si hubo una trama organizada para permitir la entrada de Ghali y su tratamiento médico en Logroño en condiciones irregulares".

Actualmente el juez que lleva la causa "sigue esperando sin éxito la respuesta de la comisión rogatoria enviada a Argelia, decretando la busca y captura del hijo de Ghali como uno de los principales sospechosos de la trama", ha señalado el Forum.

Igualmente, "estimamos que este caso pone en el foco la cuestión de la rendición de cuentas y la transparencia en la gestión gubernamental, planteando serias cuestiones sobre su gestión de la crisis y la opacidad del caso". En definitiva, "la discutible resolución del Tribunal Supremo, la causa abierta sobre su entrada en España y tratamiento médico, así como su documentado y turbio pasado en materia de derechos humanos, se entretejen y continúan en conjunto proyectando una sombra de sospecha sobre Ghali y su liderazgo, que minan la ya de por si escasa credibilidad del Polisario".

"Esa discutible prescripción judicial del Supremo jamás borrará los execrables hechos cometidos en el pasado", han añadido, para indicar finalmente que "avalar el archivo de la querella contra Ghali en el Supremo no borra su tumultuoso recorrido judicial y mediático, iniciado en 2021 con su estancia en Logroño". De hecho, "refuerza la imagen negativa de Ghali y el Polisario como actores involucrados en nuevos delitos, que se acumulan a los anteriormente ya conocidos".