Dos arrestados y seis sospechosos identificados por delitos de extorsión cibernética en Logroño

Dos arrestados y seis sospechosos identificados por delitos de extorsión cibernética en Logroño

El Grupo de Delitos Tecnológicos de la Jefatura Superior de Policía de La Rioja ha realizado la detención de dos personas en Lérida y ha llevado a cabo investigaciones sobre otras seis personas en diferentes localidades de España, como Madrid y Valencia, por su presunta implicación en delitos de extorsión a ciudadanos de Logroño.

Estos casos, que no están relacionados entre sí, comparten un modus operandi similar y han generado un beneficio de 20.000 euros para los implicados, así lo han informado fuentes policiales.

Las víctimas denunciaron estos hechos en diferentes fechas en la Jefatura Superior, y todos los delitos fueron cometidos a través de Internet. Los autores se ponían en contacto con las víctimas en redes sociales o páginas de citas y contenido para adultos, haciéndose pasar por mujeres interesadas en intimidad y solicitando vídeos e imágenes de carácter sexual que identificaran a las víctimas.

Todas las conversaciones se realizaban a través de mensajería instantánea como Telegram y Whatsapp, con el objetivo de ganarse la confianza de las víctimas mediante conversaciones y contenido falso. Además, enviaban fotos y vídeos de mujeres desnudas pertenecientes a plataformas de contenido sexual, aunque no se trataba de las mismas personas con las que estaban hablando, sino de hombres pertenecientes a mafias especializadas en extorsiones de este tipo que buscan constantemente nuevas víctimas.

Una vez que los autores tenían suficiente material íntimo de las víctimas, comenzaban con la extorsión enviándoles mensajes desde teléfonos en el extranjero o desde sus propias redes sociales, amenazando con publicar el contenido si no pagaban determinadas cantidades de dinero. También se hacían pasar por proxenetas y amenazaban con agresiones físicas. Inicialmente, exigían una cantidad y luego continuaban solicitando más dinero hasta que la víctima no podía pagar más.

Una vez que los pagos se realizaban, a través de sistemas de envío electrónico de dinero que permiten transferencias rápidas desde América del Norte y Europa hacia países de África, Asia y América, los autores también pedían a las víctimas que compraran tarjetas de prepago electrónicas o se valían de cuentas bancarias abiertas en el extranjero para dificultar su rastreo.

Otra forma de pago utilizada era a través de aplicaciones, siendo la más conocida Bizum, utilizando personas que recibían dinero y lo transferían a terceros pertenecientes a la organización o lo destinaban a la compra de criptomonedas. La Policía Nacional ha advertido que, en ocasiones, los autores engañan a personas llamadas mulas para que reciban dinero sin saber que proviene de actividades delictivas relacionadas con criptomonedas.

Estos delitos son frecuentes, aunque muchas veces no se denuncian debido al miedo y la vergüenza que sienten las víctimas. Los extorsionadores continúan exigiendo dinero hasta que la víctima ya no puede más y se acude a denunciar a la comisaría. Ante estos casos, se recomienda no pagar ni ceder a las amenazas, ya que los autores suelen ser desconocidos que se aprovechan de la vulnerabilidad de las víctimas y su única intención es obtener la mayor cantidad de dinero posible.

Además, es importante tener en cuenta que incluso si se realiza el pago, no se garantiza que los contenidos íntimos no sean publicados. Por lo tanto, se aconseja informar a las personas cercanas y denunciar los hechos.

Tags

Categoría

La Rioja