Crónica La Rioja.

Crónica La Rioja.

'Vacaciones en Paz' trae a 41 niños saharauis y busca familias de acogida.

'Vacaciones en Paz' trae a 41 niños saharauis y busca familias de acogida.

El Ayuntamiento de Logroño ha firmado un convenio con RASD (Asociación Riojana de Amigos y Amigas de la República Árabe Saharaui Democrática) por valor de 29.000 euros para financiar el programa 'Vacaciones en Paz'. Este proyecto tiene como objetivo traer a 41 niños y niñas saharauis durante los meses de julio y agosto para que puedan disfrutar de un hogar de acogida y unas vacaciones en paz en La Rioja.

El presidente de RASD, José Tomás, ha explicado que este año ha sido más difícil encontrar familias de acogida, lo que hace necesario un llamamiento a la sociedad riojana para lograr que todos los niños y niñas que vengan puedan tener un hogar de acogida. El programa lleva desarrollándose desde 1993 y tiene como objetivo que los niños y niñas saharauis disfruten de unas vacaciones alejados de las durísimas condiciones de vida que ofrecen los campamentos de refugiados en Tinduf (Argelia).

El concejal de Servicios Sociales y Desarrollo Comunitario, Iván Reinares, ha destacado que durante los meses de julio y agosto, 41 niños y niñas saharauis, de entre siete y doce años, podrán disfrutar de un verano en paz en La Rioja. 35 de las niñas y niños que vienen serán acogidos en familias (6 de ellos con discapacidad) y otros 6 niños y niñas con discapacidad se alojarán en el CRMF de Lardero, con el apoyo también de diferentes entidades que trabajan en el área de la discapacidad de La Rioja.

Este programa tiene un marcado carácter humanitario, debido a las condiciones de extrema dureza que sufren los niños y niñas saharauis en los campamentos de refugiados con carencias de todo tipo (alimentación, sanidad, abastecimiento de agua, etc.). Además de disfrutar de vacaciones, se les proporciona una atención sanitaria especializada, con revisiones médicas especialmente dirigidas a cubrir las patologías relacionadas con los oídos y vista que sufren.

El presidente de RASD ha explicado que "no se trata solo de conseguir sacarles de sus campamentos durante estos dos meses sino que también se aprovecha el tiempo con ellos para hacer terapias y mejorar diagnósticos. Hay que recordar que estos niños viven en condiciones extremas de todo tipo, de medios, temperaturas, libertades... y por ello es una oportunidad para mejorar su vida y también que la sociedad riojana sepa cómo están las cosas y que recuerden que es un problema que hay que resolver. Esa debe ser la meta".

Este programa crea un hilo mágico e irrompible que une a las niñas y niños saharauis con sus familias de acogida y consolida a Logroño como una ciudad solidaria. El Ayuntamiento de Logroño mantiene una especial relación con la antigua Colonia del Sahara Occidental, especialmente con la Daira de Hagunia, con la que Logroño está hermanada desde 1991.