Crónica La Rioja.

Crónica La Rioja.

El Viaducto de San Martín en Ortigosa de Cameros rehabilitado bajo la dirección del Capellán

El Viaducto de San Martín en Ortigosa de Cameros rehabilitado bajo la dirección del Capellán

LOGROÑO, 9 Sep. - El presidente del Gobierno de La Rioja, Gonzalo Capellán, acompañado del consejero de Política Local, Infraestructuras y Lucha contra la Despoblación, Daniel Osés, y del alcalde de Ortigosa de Cameros, Víctor Martínez, ha participado en la inauguración oficial de la rehabilitación integral del Viaducto de San Martín en la localidad camerana, tras la reciente finalización de unas obras que arrancaron en junio de 2022.

Esta actuación, con una inversión total de 711.618,57 euros, ha sido cofinanciada entre el Gobierno de La Rioja (90 por ciento) y el Ayuntamiento de Ortigosa de Cameros (10 por ciento).

En la inauguración oficial, que ha concluido con el traslado en procesión de la imagen de la Virgen del Carmen, acompañada por el grupo de danzas, de la iglesia de San Miguel a la de San Martín, al otro lado del viaducto, también ha habido espacio a los homenajes.

"Mención especial para el anterior alcalde, Daniel Maza (fallecido en marzo de 2022), que fue promotor e impulsor de esta obra y que luchó porque esta rehabilitación se pudiera llevar a cabo y al actual alcalde, Víctor Martínez, que ha sabido llevar las riendas para que sea una realidad", ha destacado el presidente del Gobierno riojano, Gonzalo Capellán.

Otro de los protagonistas ha sido José Miguel Mateo, ingeniero de caminos, canales y puertos del Gobierno de La Rioja, recién jubilado y que ha sido quien ha llevado la dirección de obra. "Es una gran ocasión para reconocer su trabajo tantos años en la Administración, tanto desde el punto de vista técnico como de conservación de los elementos patrimoniales, como es este caso del viaducto de Ortigosa, que son parte de nuestra historia, de nuestra cultura y de nuestro legado", ha concluido Capellán.

Los trabajos realizados han consistido en el refuerzo de la estructura del puente; la restitución de la geometría del hormigón; el revestimiento de la protección para preservar las armaduras frente a la corrosión; la mejora del drenaje de las aguas pluviales y de su funcionalidad, reabriéndolo al tráfico; la sustitución de un muro que impedía su visibilidad desde un punto; y, por último, la colocación de un atril informativo.

Esta infraestructura, de 60 metros de altura, declarada Bien de Interés Cultural, fue inaugurada el 29 de septiembre de 1924 con el objetivo de conectar los barrios de San Martín y San Miguel salvando el cauce del río Alberco. Se trata de un referente tecnológico de su época, siendo el puente de hormigón armado, por edad, de mayor luz de los que perduran en España.