Crónica La Rioja.

Crónica La Rioja.

Calahorra instala 4 columnas evaluadoras de los servicios municipales de Urbanismo, Servicios Sociales, la OAC y la OAE.

Calahorra instala 4 columnas evaluadoras de los servicios municipales de Urbanismo, Servicios Sociales, la OAC y la OAE.

LOGROÑO, 13 Oct.

El Ayuntamiento de Calahorra ha instalado cuatro tótems de evaluación en la Oficina de Atención al Ciudadano (OAC); la Casa de Carramiñana, donde se encuentra el área municipal de Urbanismo; en la Casa de los Curas, sede de los Servicios Sociales municipales, y en el Centro Joven Municipal, que acoge la Oficina de Atención al Empresario, Autónomo y Joven emprendedor (OAE) desde hace una semana.

La colocación de estos terminales responde al interés del equipo de gobierno municipal "de ofrecer más y mejores servicios a los ciudadanos", según explicó la alcaldesa de Calahorra, Mónica Arceiz, en su comparecencia de los 100 días de gobierno municipal.

Las personas que acudan a cualquiera de estos cuatro edificios municipales, después de ser atendidos, podrán valorar el servicio prestado de una manera muy sencilla.

Para ello, tendrán que acercarse a los tótems y contestar a las preguntas que se les va formulando digitalmente. La primera de ellas es la valoración de la calidad de la información facilitada.

A continuación, se les pide que valoren la amabilidad del personal y el horario de atención al público. La última pregunta que se formula es "¿Con qué probabilidad nos recomendaría a un amigo o familiar?" con diez números, del 1 al 10, para que ofrezcan una calificación.

Para poder responder a todas estas cuestiones el ciudadano dispone de 5 posibilidades en las tres primeras preguntas que son cinco caritas de diferentes colores y gestos, que van desde el enfado, color rojo, hasta una gran sonrisa de color verde.

En la última pantalla que deberán completar se les solicita que "Por favor, dejen un comentario o sugerencia de mejora".

Toda esta información que se recopila de estas encuestas de evaluación permitirá conocer el grado de satisfacción de los ciudadanos sobre los servicios que presta el Ayuntamiento de Calahorra, así como saber los puntos que pueden ser mejorados para intentar ofrecer servicios de la máxima calidad.