Crónica La Rioja.

Crónica La Rioja.

Bodegas Faustino y Marqués de Vitoria, pioneras en sostenibilidad ambiental en Rioja

Bodegas Faustino y Marqués de Vitoria, pioneras en sostenibilidad ambiental en Rioja

La compañía vitivinícola Familia Martínez Zabala se ha convertido en la primera empresa de Rioja en obtener la certificación Sustainable Wineries for Climate Protection (SWfCP) para sus Bodegas Faustino y Bodegas Marqués de Vitoria. Esta certificación establece los criterios que las bodegas deben cumplir tanto en el presente como en el futuro, basándose en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

Los criterios principales de la certificación son la gestión del agua y los residuos, la eficiencia energética, las emisiones de gases de efecto invernadero, el suelo y la biodiversidad en el ámbito medioambiental; la seguridad y salud de los consumidores, trabajadores y proveedores, así como el respeto a la cultura y territorio local en el ámbito social; la eficiencia y resiliencia económica; y, por último, la gestión de la sostenibilidad, el comportamiento ético y la relación con los grupos de interés en el ámbito de la gobernanza.

SWfCP es la única certificación específica en el sector del vino que se centra en la sostenibilidad medioambiental y busca la mejora continua, estableciendo criterios rigurosos y medibles para una bodega sostenible.

Familia Martínez Zabala, reconocida tanto a nivel nacional como internacional, ve esta certificación como un paso más en su búsqueda de la mejora continua y la eficiencia a largo plazo en sus bodegas. La sostenibilidad ha sido siempre una prioridad para la empresa, que ha desarrollado numerosas iniciativas innovadoras en adaptación al cambio climático y cuidado de la biodiversidad con el objetivo de producir vinos de alta calidad en armonía con el entorno natural y socioeconómico.

La empresa también ha implementado sistemas de control para mitigar los efectos del cambio climático en sus vinos y viñedos, introduciendo nuevas herramientas que permiten aumentar la calidad de los productos y controlar los impactos del calentamiento global.

En cuanto al cuidado del entorno y la conservación de la biodiversidad, la compañía apuesta por el uso de fitosanitarios biológicos en lugar de los químicos para el tratamiento de las enfermedades de los viñedos, evitando así impactos negativos en la vida humana, animal y vegetal.

Además, Familia Martínez Zabala ha implementado medidas como el respeto por las lindes naturales de las parcelas, la instalación de cajas nido para aves y murciélagos, la construcción de "hoteles para insectos" y la implantación de cubiertas vegetales para prevenir la erosión del suelo y la pérdida de agua.

Todas estas iniciativas han sido fundamentales para obtener la certificación SWfCP para Bodegas Faustino y Bodegas Marqués de Vitoria, lo que las convierte en dos bodegas pioneras con un enfoque hacia el futuro.