Crónica La Rioja.

Crónica La Rioja.

"Amigos de la Tierra de La Rioja demanda el cese de la caza en Logroño"

La organización Amigos de la Tierra de La Rioja ha solicitado "el fin de la caza en el término municipal de Logroño". La entidad ha lanzado esta petición a través de un comunicado de prensa, planteando la cuestión de que en un 20 por ciento de la superficie municipal de Logroño se permite la caza. Como ejemplos a seguir, mencionan el Cantón de Ginebra en 1974, el Estado brasileño de São Paulo en 2018 y el Ayuntamiento de Bilbao en 2019, donde se prohibió por completo la caza en sus territorios.

Consideran que la caza solo beneficia a un lobby reducido con importantes conexiones políticas e institucionales, y se cuestionan por qué no se podría implementar una medida similar en Logroño.

Desde Amigos de la Tierra argumentan que la caza no es una herramienta efectiva de gestión ambiental, y que se ha convertido en uno de los principales responsables de la pérdida de biodiversidad. Critican la política ambiental centrada en la caza impulsada por las administraciones públicas y enfatizan que la mayoría de la sociedad riojana no practica dicha actividad.

Destacan que en Logroño, la caza se practica en un 20% del territorio municipal a pesar de que existen alternativas de ocio y tiempo libre en la naturaleza que podrían promoverse en lugar de favorecer una actividad minoritaria como la caza.

Amigos de la Tierra resalta la importancia de conservar los ecosistemas, garantizar la seguridad y el bienestar de los ciudadanos que disfrutan de la naturaleza en los alrededores de la ciudad. Critican la gestión cinegética permitida por el Ayuntamiento en ciertos cotos, a pesar de la relevancia del patrimonio natural en la región a pesar de la urbanización e industrialización.

La organización argumenta que los espacios periféricos municipales son valorados por el público urbano por sus componentes recreativos, ecológicos, estéticos y éticos, y que deberían ser gestionados de forma no cinegética. Hacen un llamado a los grupos del consistorio municipal para que todo el espacio periurbano de Logroño tenga una gestión que excluya la caza.

Proponen que a través de una ordenanza municipal se prohíban los usos cinegéticos en los territorios de titularidad pública, siguiendo el ejemplo de la ordenanza de uso y protección de zonas verdes públicas en Logroño aprobada en 2002. En conclusión, solicitan que se declare a Logroño como un municipio libre de caza al menos en los espacios de titularidad pública.