Crónica La Rioja.

Crónica La Rioja.

Motorista investigado por conducir a 106 km en zona de 30 km en Logroño.

Motorista investigado por conducir a 106 km en zona de 30 km en Logroño.

En La Rioja, agentes del Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico -GIAT- de la Guardia Civil han llevado a cabo una investigación que ha concluido con la identificación de un hombre de 36 años, residente en la capital riojana, como presunto responsable de un delito continuado de conducción temeraria. Este individuo habría circulado por diversas calles de Logroño con una motocicleta de tipo "supermotard", poniendo en riesgo la seguridad de otros conductores y peatones.

El trabajo de investigación se vio facilitado por la vigilancia constante de diversas redes sociales -conocida como "ciberpatrullaje"- por parte de los agentes del GIAT. Fue gracias a esta vigilancia que se pudo detectar la publicación de siete videos en Instagram, en los que se observaba al motorista realizando diversas conductas peligrosas en las calles de Logroño. Estas acciones no solo infringían la Ley de Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, sino que también podrían constituir delitos.

En las grabaciones, se apreciaba al motorista ejecutando actos temerarios y peligrosos, como circular con la rueda delantera de la motocicleta sin tocar el suelo -conocido como "caballito"-, invadir carriles contrarios, realizar adelantamientos arriesgados, transitar por las aceras, y desobedecer las señales de tránsito. Incluso se llega a ver cómo circula a 106 km/h en una zona escolar limitada a 30 km/h y no cede el paso a un peatón que cruzaba la calle.

Tras un análisis detallado de las imágenes, los agentes del GIAT lograron identificar las calles por las que el motorista transitaba, como Calles Circunde, Calahorra, San Isidro, Marqués de Fuertegollano, General Urrutia, La Nevera, Cordonera, Mario Vargas Llosa, Paseo del Prior y La Portalada.

Gracias al seguimiento del perfil de Instagram que compartió los videos y a la información sobre la motocicleta, se logró identificar plenamente al conductor. Tanto el individuo investigado como las diligencias realizadas han sido puestas a disposición de la Autoridad Judicial y la Fiscalía de Seguridad Vial.

El delito de conducción temeraria está tipificado en el artículo 380 del Código Penal, que establece penas de prisión de seis meses a dos años, junto con la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por un período de uno a seis años, para aquellos que conduzcan de manera temeraria poniendo en peligro la vida de otros.