Crónica La Rioja.

Crónica La Rioja.

La delegada del Gobierno inspecciona avance de obras en la travesía de Tirgo, demostrando compromiso con la humanización de la zona.

La delegada del Gobierno inspecciona avance de obras en la travesía de Tirgo, demostrando compromiso con la humanización de la zona.

LOGROÑO, 8 Nov. - La delegada del Gobierno en La Rioja, Beatriz Arraiz Nalda, ha visitado esta mañana las obras de humanización de la N-232A en Tirgo, actuación que pretende mejorar la seguridad vial, calmar el tráfico, impulsar la movilidad sostenible e incrementar la calidad de vida de los vecinos.

Arraiz Nalda ha destacado que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) formalizó en julio las obras para la humanización de la carretera N-232A en Tirgo, con un importe de 1.092.981,72 euros (IVA incluido). Las obras comenzaron en agosto y se prevé que finalicen en mayo de 2024.

Estas obras forman parte del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, que destinará hasta 105 millones de euros de los fondos Next Generation EU para mejorar tramos urbanos de la Red de Carreteras del Estado.

La intervención se divide en dos partes: los tramos interurbanos, que ya han sido ejecutados, y la zona urbana, cuyas obras han comenzado esta semana. En los tramos interurbanos se ha rehabilitado el pavimento y la señalización horizontal.

En la zona urbana se ampliarán las aceras, reduciendo los carriles y renovando la señalización horizontal para reducir la velocidad del tráfico. Además, se ejecutará una nueva calzada más estrecha y se prohibirá la circulación de vehículos pesados en ciertos tramos. El puente sobre el río Tirón también será renovado.

Las obras incluyen la reordenación de los aparcamientos, la instalación de árboles y bancos, el traslado de la parada del autobús y la renovación de las instalaciones de abastecimiento y saneamiento afectadas.

La cesión de la travesía al Ayuntamiento de Tirgo implica que el municipio se hará cargo de la conservación y mantenimiento de la vía. Sin embargo, esta cesión no afectará a la red viaria estatal ni a su funcionalidad.

Después de la construcción de la Variante de Tirgo, la carretera N-232 pasó a denominarse N-232A y dejó de ser parte de la Red de Carreteras del Estado.