Crónica La Rioja.

Crónica La Rioja.

Policía Nacional advierte sobre "nueva estafa en restaurantes"

Policía Nacional advierte sobre

LOGROÑO, 28 Ago.

Agentes de la Jefatura Superior de Policía de La Rioja han dado la alarma sobre una nueva estafa dirigida principalmente a los dueños de bares y restaurantes, aunque también están atacando a establecimientos comerciales de otros sectores con el mismo objetivo. Esta estafa se está llevando a cabo en todo el país y en algunos casos en nuestra comunidad autónoma.

Todo empieza cuando el estafador visita la tienda en la que quiere llevar a cabo el fraude o hace una llamada telefónica. Tras ser atendido por el dueño del establecimiento, asegurará venir o llamar en nombre del gerente para informarlo sobre pagos pendientes: "Tienes pendientes una serie de pagos de recibos, impuestos o documentación que debes abonar".

“Lo hacen para ponerte en una situación urgente y que no puedas comprobarlo", explican desde la Policía Nacional.

Después de plantear esta situación, el estafador jugará con el tiempo para presionarte y que hagas lo que él te indica. Te dirá que se trata de un asunto extremadamente urgente. Todo esto con el objetivo de que sigas sus instrucciones sin verificar previamente si realmente hay pagos pendientes a nombre del gerente.

La Policía Nacional recomienda no pagar ninguna cantidad hasta hablar antes con el responsable del establecimiento para aclarar las dudas: "No pagues y habla directamente con el responsable para comprobar la veracidad de la información".

Es una acción que requerirá apenas unos minutos y te ayudará a prevenir este tipo de ataques tan comunes.

Guarda los comprobantes y acude a una Jefatura Superior o a una Comisaría donde podrán investigar lo sucedido y dar con el autor de la estafa lo antes posible.

En esta estafa que hemos relatado, hay una variante. Un fraude en el que se realizan llamadas telefónicas a pequeños comercios con el objetivo de robarles sin despertar sospechas. En esta ocasión, el empleado del establecimiento recibe una llamada de alguien que se hace pasar por el responsable de una empresa de envíos o un distribuidor.

En dicha llamada, el estafador informa al empleado que la empresa le enviará una mercancía próximamente, pero que se debe hacer un pago inmediato por ella. Para demostrar que se trata de una llamada legítima, los estafadores simulan estar en contacto con el jefe del establecimiento o con algún encargado del mismo.

Todo esto para asegurar que esa persona ya ha autorizado al empleado a pagar la supuesta deuda pendiente con el dinero que haya en la caja. Al igual que en el caso anterior, los estafadores insistirán en que es urgente y harán todo lo posible para que pagues lo antes posible. Sin embargo, todo es una estrategia para que pagues sin verificar previamente con tu jefe lo ocurrido.