Crónica La Rioja.

Crónica La Rioja.

La presencia bancaria en La Rioja se reduce drásticamente con un 25,3% menos de sucursales en tres años.

La presencia bancaria en La Rioja se reduce drásticamente con un 25,3% menos de sucursales en tres años.

MADRID/LOGROÑO, 28 Oct.

La banca española en La Rioja ha sufrido una importante caída del 25,3% en su red de sucursales en junio de 2023 en comparación con el mismo mes del año 2020, según datos proporcionados por el Banco de España.

A nivel nacional, la banca española ha continuado reduciendo su red de sucursales en el segundo trimestre de este año, llegando a situarse por debajo de las 17.600.

Hasta junio, había un total de 17.597 sucursales en España, 55 menos que en marzo y 516 menos que en el mismo mes del año 2022. Además, este dato marca el nivel más bajo desde diciembre de 1975, cuando la red estaba compuesta por 17.514 oficinas.

Si bien se ha ralentizado el ritmo de cierres registrado durante la pandemia de Covid-19, cuando varias entidades bancarias llevaron a cabo reestructuraciones para ganar eficiencia y optar por la digitalización de parte de sus servicios.

Un ejemplo de ello es que a finales de 2019 existían 24.004 oficinas, una cifra que contrasta con las 17.735 sucursales de diciembre de 2022. Sin embargo, el peor año fue 2021, ya que en tan solo un año se cerraron 3.288 sucursales, pasando de 22.392 en diciembre de 2020 a 19.104 en diciembre de 2021.

Estos cierres han generado quejas por parte de diversos grupos, como el de las personas mayores, quienes se sumaron a la petición de Carlos San Juan en febrero de 2022 para detener el cierre de oficinas y la reducción de servicios presenciales.

Como resultado de estas quejas, surgieron protocolos de atención a personas mayores y con discapacidad, así como para zonas rurales, auspiciados por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, y firmados por las patronales bancarias, que se comprometieron a ofrecer una atención presencial y personalizada para estos grupos.

Entre los meses de junio de 2023 y junio de 2022, las comunidades autónomas que experimentaron una mayor reducción de su red de sucursales en términos relativos fueron Cantabria (-4,9%), Castilla-La Mancha (-4,7%), Madrid (-4,4%), Baleares (-4,4%), Extremadura (-3,6%), Comunidad Valenciana (-3,6%), Andalucía (-2,8%), Cataluña (-2,7%), Asturias (-2,5%), La Rioja (-2,3%) y Canarias (-2%).

En segundo lugar se encuentran el País Vasco (-1,9%), Murcia (-1,5%), Castilla y León (-1,3%), Navarra (-1,2%), Galicia (-1,1%) y Aragón (-0,7%).

Si comparamos estos datos con junio de 2020, más de la mitad de las comunidades autónomas han visto reducido su número de sucursales en más de un 20%. Solo Navarra, con una reducción del 12%, Aragón (-13,5%), Extremadura (-17,4%), País Vasco (-18,2%) y Castilla-La Mancha (-19,7%) se sitúan por debajo de este rango.

Por otro lado, las comunidades que han experimentando mayores recortes son Baleares (-33,12%), Madrid (-32,9%), Cantabria (-30,4%) y Cataluña (-30,2%).

Les sigue Murcia (-28,2%), Castilla y León (-27,3%), Comunidad Valenciana (-27,2%), Canarias (-25,9%), La Rioja (-25,3%), Asturias (-23,1%), Galicia (-22,6%) y Andalucía (-21,1%).