Crónica La Rioja.

Crónica La Rioja.

Garrido presenta un nuevo sistema de fraccionamiento automático de deudas fiscales más accesible

Garrido presenta un nuevo sistema de fraccionamiento automático de deudas fiscales más accesible

LOGROÑO, 29 Sep. - El director general de Tributos, Jesus Ángel Garrido, ha anunciado hoy la puesta en marcha de una fórmula en el fraccionamiento de deudas tributarias "más fácil" al hacerlo de forma "automática".

En rueda de prensa, Garrido ha recordado cómo "el presidente Capellán se comprometió activar políticas fiscales que alivien a las familias y activar la economía".

Dentro de esta filosofía ha anunciado que se va a "ajustar", a partir de hoy, "la Administración Tributaria de La Rioja a las necesidades de los riojanos".

Así, se concederá de manera automática la posibilidad de pagar a plazos las deudas tributarias que no excedan de los 30.000 euros y cuya recaudación dependa del Gobierno de La Rioja.

Para ello se deberán cumplir "dos requisitos fundamentales". El primero de ellos es que se solicite expresamente, y en segundo lugar, que se respete el periodo máximo prefijado según la cuantía.

En concreto, para aquellas deudas cuyo importe sea igual o inferior a los 6.000 euros el número de plazos en los que se puede fraccionar no puede ser superior a los doce meses, y el importe mínimo de cada plazo tampoco puede ser inferior a los cincuenta euros.

Para aquellas deudas cuyo importe oscile entre los 6.000 euros y los 12.000, el número de plazos no puede ser superior a los 24 meses. Las deudas cuyo importe oscile entre los 12.000 y los 18.000 euros no puede ser superior a los treinta meses.

Por último, para aquellas deudas cuyo importe varía entre los 18.000 y los 30.000 euros el número de plazos no puede ser superior a los 36 meses.

La regulación también establece unas medidas específicas para las empresas y, por tanto, para las personas jurídicas y, en este caso concreto, se establecen tres tramos.

Todas aquellas deudas cuyo importe sea inferior a los 12.000 euros no podrán ser aplazadas en más de doce meses; y en aquellas que oscilen entre los 12.000 y los 18.000 euros el plazo no puede ser superior a los dieciocho meses.

Por último, en último tramo, para aquellas deudas que sean inferiores a los 30.000 euros, el plazo no podrá ser superior a los 24 meses.

Ha destacado que es una medida "que se suma a las ya anunciadas hasta el momento", recordando la supresión del impuesto de sucesiones y donaciones entre padres e hijos y cónyuges.

También, las deducciones recientemente anunciadas por el presidente Capellán, una de ellas la destinada a aliviar el incremento de los tipos de interés de las hipotecas en adquisiciones de viviendas habituales de los riojanos así como la nueva deducción por práctica deportiva.

"Es evidente que no es lo mismo que una familia pague seis mil euros de golpe a que, por ejemplo, se paguen quinientos euros en doce cuotas", ha destacado.

Garrido ha concretado que, por ley, el pago fraccionado conlleva unos intereses de demora, del entorno del 4,1 por ciento.