Crónica La Rioja.

Crónica La Rioja.

El Tribunal Supremo desestima la solicitud de una de las bebés intercambiadas en San Millán para impugnar la filiación de la otra.

El Tribunal Supremo desestima la solicitud de una de las bebés intercambiadas en San Millán para impugnar la filiación de la otra.

El Tribunal Supremo ha rechazado el recurso presentado por una de las jóvenes intercambiadas al nacer en el hospital San Millán de Logroño en el año 2002. En el recurso, se solicitaba impugnar la filiación de la otra bebé para que la recurrente pudiera heredar a su verdadera madre biológica, quien lamentablemente ya había fallecido.

Específicamente, el Tribunal Supremo ha declarado "la nulidad de lo actuado en relación con la acción de reclamación de la maternidad y ha ordenado reponer las actuaciones al momento de la audiencia previa para subsanar el defecto de falta de litisconsorcio pasivo necesario que se ha observado".

Además, el recurso de casación presentado contra la sentencia emitida el 25 de julio de 2022 por la Audiencia Provincial de Logroño también ha sido desestimado por el Tribunal Supremo. Se ha impuesto a la recurrente el pago de las costas del recurso de casación y la pérdida del depósito constituido.

Según explica el Tribunal Supremo, en el recurso se hacen menciones genéricas a la dignidad de la recurrente, a la presunta falta de tutela judicial efectiva en relación con su protección al impugnar la filiación, e incluso a la discriminación que sugiere haber experimentado en su legítimo interés en un caso donde ambas intercambiadas tienen la misma edad y no hay menores involucrados.

"Aparte de que no se comprende bien la argumentación, ya que no se le niega la legitimidad para reclamar su filiación, sino para impugnar la filiación de la otra persona nacida, que no se rige por la regulación aplicable, no se ve cuál podría ser el legítimo interés de la recurrente en impugnar, en contra de la voluntad de los directamente afectados, una filiación establecida por una posesión de estado durante veinte años", afirma el Tribunal Supremo.

En resumen, de acuerdo con lo establecido por la sentencia apelada, "negamos la legitimidad de la recurrente para impugnar la filiación matrimonial y, por lo tanto, rechazamos su recurso de casación".

El intercambio de estas dos bebés ocurrió en 2002 en el antiguo hospital San Millán de Logroño. Ambas nacieron con una diferencia de 5 horas y, debido a un error al ser colocadas en la incubadora, cada una fue asignada equivocadamente a los padres de la otra, lo que llevó a que ambas fueran registradas en el Registro Civil como hijas de la pareja equivocada.