Ausejo: Ciudadano riojano alerta sobre el hurto de más de 5.000 kilos de olivas y solicita apoyo público

Ausejo: Ciudadano riojano alerta sobre el hurto de más de 5.000 kilos de olivas y solicita apoyo público

El propietario de varias fincas en la localidad riojana de Ausejo, José Ignacio Simonena, ha denunciado ante la Guardia Civil el robo de más de 5.000 kilos de aceitunas y solicita la "colaboración ciudadana" para poder ayudar a esclarecer los hechos que, previsiblemente, ocurrieron durante el pasado puente de diciembre.

Simonena Ramírez ha pedido que "aquellos que hayan podido ver algo" en ese entorno o a personas que, durante estos días, se dirijan a las almazaras en 50-60 kilómetros a la redonda "puedan estar atentos por si ven a personas llevar tantos kilos de aceituna sin ser de la zona".

Como ha explicado a Europa Press, las siete fincas (ocupan en torno a 7.000 metros2) se encuentran en el paraje Puentecilla -en el polígono 31-, muy cerca del río Madre. "En ese término -ha indicado- mis padres tenían esas fincas desde hace tiempo y ahora las llevo yo. Son casi todo olivos y, por eso, mi familia y yo íbamos a recoger las aceitunas en estas fechas porque era cuando abrían las almazaras".

"Cuando íbamos a ir a recogerlas, muy temprano para que hubiera luz, vimos que los olivos estaban destrozados", ha lamentado.

Así, tras conocer el suceso se pusieron en contacto con la Guardia Civil de Alcanadre e interpusieron la denuncia pertinente. Además, también han solicitado ayuda al Ayuntamiento de Ausejo quien publicará en el tablón de anuncios los hechos para ver "si pueden esclarecer algo".

Como ha indicado "la pérdida económica es importante, puede rondar entre los 12.000 y 15.000 euros" pero, sobre todo, "lo verdaderamente importante es la sensación de impotencia que nos trae este caso. Han entrado en nuestras huertas, las han destrozado, y se han llevado todas las olivas. La sensación es de tristeza total".

Simonena Ramírez ha indicado que, en nuestro caso, "nosotros no vendemos las olivas a nadie, las utilizamos para hacer aceite y dar a toda la familia. Además, estos árboles dan olivas un año sí y otro no y las tratamos con mucho cariño porque es una herencia de nuestros padres".

En el caso de las fincas de Simonena "tenemos diferentes variedades de olivas, en torno a 10, y se las han llevado todas".

Al parecer, "los que han entrado lo han hecho con vehículos y han destrozado todo. Además, es muy peligroso porque nosotros para coger olivas tenemos ramas y leñas alrededor del árbol porque ayudan a guardar la humedad y que den muchas más olivas. Los que hayan entrado han tenido que retirar esa barrera natural para poder acceder a la finca y han tenido que trabajar muchas horas porque son ramas grandes, te puedes caer o tener algún accidente, más si lo han hecho de noche", ha indicado.

Con todo ello, ha terminado, "la sensación es muy desoladora, te sientes impotente. Ya no es el valor económico, es sentir que te han roto todo y te han saqueado. Es importante ver qué ha podido pasar porque este año me ha pasado a mí pero le puede pasar a cualquiera. Nosotros no las utilizamos para vender pero hay otras fincas que sí y el daño podría ser todavía peor".

Tags

Categoría

La Rioja