ARAG-ASAJA pedirá en Bruselas medidas para mejorar la rentabilidad de los viticultores de Europa

ARAG-ASAJA pedirá en Bruselas medidas para mejorar la rentabilidad de los viticultores de Europa

LOGROÑO, 24 Oct.

La situación actual del sector vitivinícola español y, especialmente el riojano, el balance de la última campaña y las medidas para superar los retos que tiene por delante el sector y sus profesionales centrarán la próxima reunión de trabajo que organiza COPA-COGECA en su sede de Bruselas.

El presidente de ARAG-ASAJA, Eduardo Pérez, participará este miércoles 25 de octubre, en el Grupo de Trabajo del Vino que debatirá todas estas cuestiones en calidad de vicepresidente de ASAJA nacional y miembro de la Comisión del Vino de la organización europea junto con José María Castilla, director de la oficina de la organización agraria en la capital belga.

Bruselas, centro neurálgico de la política europea, es donde se ubica el verdadero caballo de batalla de los agricultores ya que es allí donde se toman las principales decisiones sobre la Política Agraria Común y el futuro del campo.

En este sentido, Pérez intervendrá en la jornada para exponer las amenazas y fortalezas de las regiones vinícolas más importantes de Europa, Rioja, cuya última campaña se ha visto condicionada por unas condiciones climáticas adversas. De ahí la importancia de que se sigan implementando las flexibilidades incluidas entre las particularidades de la Intervención Sectorial Vitivinícola (ISV) que coordina el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Este programa ofrece la posibilidad a los países miembros de la UE de elegir una serie de medidas de entre un menú fijado a nivel comunitario europeo para aplicarlas en sus territorios por un periodo no superior a cinco años Las medidas van desde la promoción, la reestructuración y reconversión de viñedos, la destilación de crisis, las inversiones, la innovación, la cosecha en verde, los seguros de cosecha y los fondos mutuales.

Por ello, Eduardo Pérez, en su intervención, expondrá la necesidad de ampliar la flexibilidad del ISV para dotar suficientemente la medida de la cosecha en verde, ampliando su presupuesto destinado a aliviar las tensiones en el mercado vitivinícola y contribuir de esa manera al esfuerzo que están realizando los viticultores riojanos en controlar la producción.

Por otro lado, propondrá que se apruebe una prórroga del actual marco temporal de ayudas de Estado, de manera que se permita a los países apoyar con fondos nacionales al sector vitivinícola a través de medidas extraordinarias que alivien la actual situación.

Además, el presidente de ARAG-ASAJA solicitará que se modifique el mecanismo actual para la aprobación del incremento de masa vegetal, ya que lo extraordinario en estos complicados momentos, debiera ser que se ampliase, por lo que propondrá que únicamente pueda repartirse nuevas autorizaciones de viñedo cuando exista rentabilidad para los viticultores y se manifieste en un acuerdo del propio sector.

La jornada que tendrá lugar mañana en Bruselas pondrá en el centro del debate europeo los diferentes escenarios a los que se enfrenta el mercado del vino, un mercado clave en la economía de la Unión. El debate y análisis se centrarán en tres temas fundamentales: el desarrollo de nuevos mercados para los productos de calidad europeos, evolución de la demanda de los consumidores y el marco regulatorio para estos productos.

Expertos del más alto nivel como Vicent Larivière, asesor de la Comisión Europea, y Alejandro Fuentes, líder de la Unidad de Economía y Leyes de la Organización Internacional del Vino (OIV) debatirán sobre el estado actual del mercado del vino.

El análisis de los nuevos marcos regulatorios para los productos de calidad europeos correrá a cargo de profesionales como Susana García, directora general de la Interprofesional del Vino de España, entre otros especialistas en estas cuestiones.

La vendimia de 2023 ha venido marcada por una climatología que no ha dado tregua a los viticultores. El récord de precocidad a la hora de vendimiar fue precedido por un grave episodio de sequía, repetidas tormentas de granizo, temperaturas mucho más altas de las habituales y una DANA en plena época de vendimia.

Todas estas circunstancias han conllevado una maduración desigual y unos rendimientos muy variables según las zonas, especialmente en zonas como Castilla-La Mancha, Andalucía y Extremadura.

Según los datos del Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV), el final de la campaña vitivinícola 2022/2023 cerró con unas existencias finales de 35,99 millones de hectolitros de vino, un 1,5% más que la anterior.

Sin embargo, la estimación del consumo nacional de vino cierra el interanual a julio de 2023 con una caída del 6,5% con respecto a julio de 2022. Y en el apartado de las exportaciones, desde agosto de 2022 y julio de 2023, las exportaciones vitivinícolas de España se redujeron un 7,4% en términos de volumen, hasta los 2.659,3 millones de litros de vino. El valor de estas exportaciones se situó en los 3.406,06 millones de euros, una variación de apenas un 0,9% respecto a la interanual de julio.

Tags

Categoría

La Rioja