Crónica La Rioja.

Crónica La Rioja.

"La Guardia Civil se reúne con asociación conservadora y colectivo LGTBI+ en La Rioja"

En el día de hoy en Logroño, se aborda la preocupante problemática de los delitos de odio, una lamentable expresión de la intolerancia y el rechazo hacia aquellos que son diferentes. El racismo, la xenofobia, la homofobia, la aporofobia, la intolerancia religiosa y otras formas de odio basadas únicamente en la aversión a la diversidad son ejemplos frecuentes de este fenómeno alarmante.

En este sentido, la 10ª Zona de la Guardia Civil, en el marco del II Plan de Acción de Lucha contra los Delitos de Odio, ha mantenido una reunión de trabajo con la asociación Gylda y el Centro LGTBI+ de la región. El objetivo de esta colaboración es mejorar la coordinación en la lucha contra este tipo de delitos, con la presencia del coronel jefe Enrique Moure, quien ha transmitido el compromiso del Instituto Armado en esta batalla.

La presidenta de Gylda LGTBI+, Ruth García Pinar, ha destacado la importancia de la colaboración entre instituciones para erradicar cualquier forma de discriminación y lograr una convivencia basada en el respeto y la comprensión mutua.

El Centro LGTBI+ de La Rioja alberga un servicio de información, orientación y asesoramiento a la diversidad sexual y de género, gestionado por Gylda LGTBI+. Este proyecto, con más de 25 años de trayectoria, ofrece asesoría legal, atención social, y orientación sexológica y psicológica.

En esta jornada, se ha dado a conocer el trabajo del Equipo de Respuesta a los Delitos de Odio de la Guardia Civil en la región, cuyas funciones incluyen el seguimiento de conductas de odio, asesoramiento a otras unidades, investigación de incidentes, sensibilización y formación interna, entre otros.

Además, se destaca la labor preventiva que realiza la Guardia Civil en el ámbito educativo para evitar conductas racistas, xenófobas e intolerantes, así como concienciar a las generaciones más jóvenes sobre esta problemática. Al finalizar la reunión, el coronel Enrique Moure entregó dos litografías numeradas del pintor Taquio Uzqueda a Gylda y al colectivo LGTBI+.

Es fundamental recordar que cualquier acto hostil hacia alguien por su raza, orientación e identidad sexual, religión, creencias o discapacidad constituye un delito de odio. Por ello, no se debe permanecer indiferente ante estos hechos ni tener miedo a denunciarlos lo antes posible.

Los insultos racistas o xenófobos pueden ser catalogados como delitos, por lo que es importante no pasar por alto mensajes ofensivos en redes sociales, correos electrónicos o dispositivos móviles. En caso de denuncia, es crucial detallar específicamente las palabras y comentarios del autor, así como cualquier información relevante como símbolos, testigos, etc.