Un plan piloto de Plena Inclusión establece un "pacto" entre habilidades y empleo.

Un plan piloto de Plena Inclusión establece un

Plena Inclusión ha puesto en marcha un programa piloto destinado a personas con discapacidad intelectual y del desarrollo en La Rioja. El objetivo del programa es crear un "pacto individual" entre la empresa y el empleado para satisfacer las necesidades del primero y aprovechar el talento del segundo. Hasta 24 personas participan actualmente en el proyecto.

La presidenta de Plena Inclusión La Rioja, Elena Soria, ha afirmado que el programa busca desarrollar habilidades, capacitar a los participantes y adaptar el puesto de trabajo para ser satisfactorio para ambas partes. La filosofía del programa es establecer un pacto individual entre la empresa y el empleado.

El proyecto se encuentra en fase piloto desde enero de 2022 y podría llegar a beneficiar a un cinco por ciento de las personas con discapacidad intelectual y del desarrollo que se encuentran en edad de insertarse laboralmente en La Rioja y no tienen oportunidades actualmente.

Esther Santos, responsable del Proyecto para la Inclusión Social Pilotaje de Empleo Personalizado en toda España, ha valorado el programa por su enfoque centrado en los talentos que posee cada persona y en descubrir qué es lo que sabe hacer. Se busca descubrir la contribución que puede tener "más sentido dentro de una empresa".

La metodología del programa busca visitar empresas para conocer sus necesidades y crear un puesto de trabajo que satisfaga tanto las necesidades de la empresa como la contribución que pueda hacer la persona. El objetivo es romper con las barreras que existen en el mercado laboral, donde a menudo las personas con discapacidad se quedan atrás.

Categoría

La Rioja