• lunes 28 de noviembre del 2022

UAGR-COAG ten en cuenta que "la cosecha del cereal siempre y en todo momento coincide con las épocas del año en las que mucho más calor hace"

img

LOGROÑO, 11 Jul.

La UAGR-COAG ten en cuenta que "la cosecha del cereal siempre y en todo momento coincide con las épocas del año en las que mucho más calor hace". Además, "as elevadas temperaturas son especiales a fin de que el grano esté totalmente seco y de esta manera no dé inconvenientes en el momento de almacenarlo".

Es por este motivo "que aun en los días de sobra calor del año a la primera hora de la mañana es imposible cosechar, dada la humedad que causan las gotas de rocío". La recolección de los cereales, por consiguiente, "es óptima con temperaturas de entre 30 y 35 grados".

Ante el peligro de probables incendios derivados de la cosecha, la UAGR entiende que "se aconseje inmovilizar exactamente la misma con temperaturas extremas, en las horas centrales del día, como ahora ocurrió en la pasada ola de calor en el mes de junio, y que se adopten todas y cada una de las medidas precautorias probables en el momento en que esta siga".

Pero ten en cuenta que las trabajos agrícolas ahora mismo del año tienen que proseguir, aún con todas y cada una de las cautelas probables, por múltiples fundamentos, "el instante de la cosecha es crítico, por el hecho de que en algunas semanas el agricultor debe agarrar de forma rápida el fruto de su trabajo de un año".

"El instante óptimo no dura bastante tiempo, dándose la coyuntura de que se solapan los más destacados instantes para cosechar de distintas cereales (trigo y cebada esencialmente)".

Aducen que "lo que no puede ocurrir en ningún caso es que los labradores dejen de agarrar su cosecha y se arriesguen a que una tormenta o un pedrisco den al garete con sus esperanzas en unos minutos, ocasionándole abundantes pérdidas".

Por todo lo previo la Unión de Agricultores pide "responsabilidad y reflexión a todas y cada una de las partes implicadas a fin de que la recolección del cereal se desarrolle convenientemente en el momento en que existan las temperaturas óptimas de cosecha, y se paralice la actividad en instantes de peligro radical, pero sin prohibiciones genéricas o totales de esta labor".

Por último, la UAGR sugiere a los labradores "extremar las cautelas para eludir incendios, tal como llevar material conveniente para sofocarlo o minimizarlo hasta el momento en que lleguen los servicios de urgencia".

Más información

UAGR-COAG ten en cuenta que "la cosecha del cereal siempre y en todo momento coincide con las épocas del año en las que mucho más calor hace"

Noticias de hoy más vistas