Sanidad recomienda hidratarse y vestir ligero ante el calor extremo.

Sanidad recomienda hidratarse y vestir ligero ante el calor extremo.

El Ministerio de Sanidad ha destacado la importancia de tomar medidas para prevenir los efectos negativos del calor extremo en la salud de la población, especialmente en aquellos grupos de riesgo como los ancianos, mujeres embarazadas, niños y personas con enfermedades crónicas, así como aquellos que trabajan o hacen esfuerzos al aire libre.

Como parte de estas medidas, el Ministerio de Sanidad ha implementado el Plan Nacional de Acciones Preventivas contra los Efectos del Exceso de Temperaturas en la Salud, el cual ha comenzado antes de lo programado este año, el 15 de mayo, y continuará hasta el 30 de septiembre.

Para reducir los daños que el calor puede causar, el Ministerio ha publicado diez recomendaciones generales dirigidas a la ciudadanía.

En primer lugar, se aconseja beber agua o líquidos con frecuencia, incluso si no se siente sed y sin importar la actividad física que se realice. Además, debido a las altas temperaturas, se recomienda evitar bebidas con cafeína, alcohol o mucho azúcar, ya que pueden provocar deshidratación.

De igual manera, aunque cualquier persona puede verse afectada por el calor, se debe prestar especial atención a los bebés, niños, mujeres embarazadas o lactantes, así como a las personas mayores y con enfermedades que pueden empeorar con altas temperaturas, como enfermedades cardíacas, renales, diabetes, hipertensión, obesidad, cáncer, patologías que dificultan la movilidad, demencia, enfermedades mentales y el abuso de drogas o alcohol.

También se recomienda pasar el mayor tiempo posible en lugares frescos, a la sombra o con aire acondicionado, y refrescarse cuando sea necesario. Además, es importante reducir la actividad física y evitar hacer deporte al aire libre durante las horas centrales del día.

Con el calor, es recomendable vestir ropa ligera y holgada que permita la transpiración, así como nunca dejar a nadie en un vehículo estacionado y cerrado, especialmente a niños, ancianos o personas con enfermedades crónicas.

Si se presentan síntomas que duran más de una hora y que pueden estar relacionados con el calor, se aconseja consultar a un profesional sanitario. Además, es importante guardar los medicamentos en un lugar fresco, ya que el calor puede alterar su composición y efectividad.

En cuanto a la alimentación, se recomienda consumir comidas ligeras como ensaladas, frutas, verduras y zumos, para reponer las sales perdidas por el sudor.

El Ministerio de Sanidad también proporciona a las comunidades autónomas las predicciones de temperaturas máximas elaboradas por la Agencia Estatal de Meteorología, así como los niveles de riesgo sanitario por altas temperaturas, para alertar a las autoridades y la ciudadanía con anticipación sobre posibles situaciones de riesgo.

El plan tiene en cuenta las temperaturas máximas previstas a tres días, las temperaturas máximas y mínimas observadas el día anterior, así como las temperaturas umbrales máximas basadas en estudios epidemiológicos que han demostrado la relación entre el exceso de calor y la mortalidad. También se considera la persistencia en el tiempo del exceso de temperatura como un factor de riesgo.

Tags

Categoría

La Rioja