• sábado 4 de febrero del 2023

Puerta grande para Pablo Hermoso de Mendoza en Logroño, en tarde de 2 orejas para Manzanares y una para Urdiales

img

   El rejoneador navarro Pablo Hermoso de Mendoza fué el primero en abrir la puerta grande de la plaza de toros de 'La Ribera' en Logroño en la segunda del abono de San Mateo, asimismo mezclada como la primera tarde. José María Manzanares ha cortados 2 trofeos, uno en todos y cada actuación, y Diego Urdiales se llevó una oreja tras una enorme faena en su primer toro.

   Se han lidiado toros de Carmen Lorenzo para rejones, el primero con mayor movilidad, y de Juan Pedro Domecq para el toreo caminando, nobles por norma general, salvo el difícil quinto. Los apasionados han llenado los tendidos en mucho más de una tercer parte.

   Ha abierto plaza 'Lagarillo', de 505 kilogramos, que fué recibido con 'Regaliz' por la parte de Hermoso de Mendoza, al que le ha costado encelar para de a poco hacerse con él, más que nada con múltiples circulares, para ir construyendo una enorme actuación, ratificada a lomos de 'Talento' con banderillas, jaleadas ciertas al quiebro, y rematar con 'Indico'. El increíble rejón de muerte, con 'Corsario', le ha servido al estellés para pasear sus 2 primeros, y únicos trofeos, abriendo ahora la puerta grande de la plaza de toros de Logroño.

   Su segundo, el cuarto del festejo, que ha saludado con 'Jíbaro', se vió de comienzo que tenía escasa movilidad. A pesar de esto, no ha cejado el navarro en agradar al público, tanto en banderillas con 'Berlín', 'Basajaun', y ahora en el final de faena con 'Corsario', llegando a poner banderillas cortas. Ha fallado con el rejón de muerte que unido a la poca fortuna con el descabello le llevó a conocer silenciada su actuación.

   Con aplausos fué recibido el torero local Diego Urdiales para confrontar a 'Rebuscón', un rojo de 500 kilogramos, que de comienzo ha blandeado imposibilitando la luz con el capote. Ya con la muleta, y tras un enorme ademán al ofrecer al destacable, Miguel Ángel Sánchez, el riojano ha compuesto una hermosa faena, de temple, con una derecha portentosa y algún enorme natural, que ha levantado al tendido. La estocada algo desprendida ha privado al de Arnedo de llevarse ámbas oreja, siendo premiado con una, tras una fuerte solicitud de la segunda.

   El quinto de la tarde, segundo de Urdiales, de nombre 'Salinero', asimismo rojo, de 537 kilogramos, se mostró como un manso difícil con el que el diestro estuvo sobre el astado. Faena de tesón, dando tiempo al animal, para lograr sacar lo poco que tenía. Ha pinchado debiendo descabellar para ser ovacionado.

   Por su lado, Manzanares con su primero, el tercero en orden de lidia, se encontró con un flojo rojo, 'Regatero', de 522 kilogramos, con el que no pudo lucirse con el capote. Faena de media altura del alicantino, sin mucha transmisión, que no obstante ha rematado de estocada fulminante paseando su primera oreja.

   Mismo premio obtuvo con su segundo, el que ha cerrado festejo, negro bragado meano, de 514 kilogramos, y de nombre 'Mirtilo', que ha descabalgado al picador Óscar Bernal, que sufrió una fea caída, sin secuelas. En el último tercio, pese a la escasa calidad del astado, Manzanares ha brindado una faena tibia, con muletazos apartados de calidad por los dos pitones. Pinchazo y buena estocada para pasear su segundo premio.

Más información

Puerta grande para Pablo Hermoso de Mendoza en Logroño, en tarde de 2 orejas para Manzanares y una para Urdiales