• lunes 28 de noviembre del 2022

Pradillo de Cameros festeja la X Edición de la Celebración de las Almazuelas Colgadas tras un par de años de parón por la pandemia

img

LOGROÑO, 17 Jul.

La Asociación de turismo rural 'Altura', de la Oficina de Turismo de Cameros, en colaboración con el Ayuntamiento de Pradillo de Cameros, festejan la décima edición de la 'Fiestas de las Almazuelas Colgadas' tras un par de años de parón por la pandemia.

"Será una edición particular puesto que es la décima, que habría sido en el 2020 pero no se realizó por la pandemia, si bien sí que se colgaron ciertas almazuelas como recuerdo pero no se realizó ninguna celebración" ha señalado el encargado de la Oficina de Turismo de Cameros, Jesús Toledo, en un reportaje con Europa Press.

Este año Pradillo de Cameros recobrará esta celebración a lo largo de los días 20 y 21 de agosto, que, además de esto, asegura ser diferente con la primordial novedad de su extensión al domingo 21, esto es, un día mucho más que otras ediciones, "comunmente solo hacíamos esta celebración un sábado, el previo a las fiestas de Pradillo, pero lo vamos a agrandar al domingo por la mañana, puesto que detectamos una enorme demanda, si bien el día fuerte proseguirá siendo el sábado, este año, 20 de agosto".

Toledo explicó de qué manera, pese a la ampliación de las fiestas, éstas proseguirán sosteniendo principalmente su composición clásico "el sábado desde las 11 horas se colgarán las almazuelas en Pradillo, y a esa hora asimismo las artesanas que vienen de otros pueblos y comunidades van a estar exponiendo sus trabajos en el prado de Pradillo".

Además, en su décima edición, se repiten 2 ocupaciones que "tuvieron bastante éxito en los últimos años" según ha señalado Toledo, "por una parte, las sendas guiadas por las artesanas especialistas que forman una parte del comité organizador por distintos sitios del pueblo, para argumentar las especificaciones de las almazuelas colgadas, que se van a hacer una ruta por la mañana y otra por la tarde".

En cuanto a la otra actividad que sigue, hablamos de "un taller colectivo abierto a todas y cada una la gente que deseen formar parte cosiendo, sepan o no, para llevar a cabo una almazuela colectiva que fué desarrollada antes por entre las artesanas organizadoras, y que va a tener sitio por la mañana y por la tarde asimismo el prado" y sobre la que Toledo resaltaba que "es una actividad que deja que participe muchas personas en esa almazuela, con lo que tiene asimismo un ingrediente emotivo, y va a ser presentada en otoño y indudablemente sorteada en la celebración del próximo año".

Por su parte, la diferencia, aparte de la ampliación de las fiestas, la va a marcar asimismo la celebración de un concierto en la iglesia de San Martín, que va a ser "un concierto tradicional de unos artistas y músicos que viven en Pradillo, si bien tienen un paseo en todo el mundo, y vamos a hacer un acto simbólico colgando una almazuela grande en el hórreo".

Todo esto se completará, según explicó Toledo, con el aspecto gastronómico, "es un acontecimiento de artesanía, de turismo y de gastronomía".

El ingrediente de artesanía textil lo ponen, como es visible, las almazuelas, "algo muy tradicional en estos pueblos de montaña, y con las que sostenemos asimismo la reivindicación de la palabra 'almazuela', por el hecho de que en escasos sitios lo reconocen a este género de trabajos con esta palabra" y sobre lo que ha señalado de qué forma "no hace aparición en la RAE".

En cuanto al turismo, "hay que en parte importante por las datas, la tercera semana de agosto, vienen varios turistas a conocer el pueblo y sus elementos turísticos".

Y, en lo que se refiere al ingrediente de la gastronomía clásico, Toledo ha señalado que "poseemos un mercado que organizamos la Asociación Altura con asociados productores de alimentos habituales, y en el momento de comer el sábado se hace una comida habitual, con la degustación gastronómica de algún alimento clásico".

"Es un origen de imaginación" nos contaba Toledo al charlar de los orígenes de estas fiestas, de los que es personaje principal la artesana Laura Fraile, originaria de Villanueva de Cameros, "su madre hacía almazuelas, aprendió de su madre y trabajaban juntas, y en el momento en que su madre murió me comentó la iniciativa de lo lindas que quedarían las almazuelas colgadas de las ventanas de su casa, y me pareció una gran idea".

Toledo explicó de qué forma "el primer año lo organizamos entre Villanueva y Pradillo, y se realizó a lo largo de múltiples días en tanto que hubo varios talleres en los 2 pueblos, y creció hasta esta idea que ha continuado solo en Pradillo, ahora desde la tercera edición y hasta la actualidad".

"Estos días nos encontramos encontrando documentación de otros pueblos que hacen lo mismo, que cuelgan almazuelas de las ventanas de sus pueblos" ha contado Toledo, quién aseguró que "no nos importa, aun les hemos invitado a venir a mostrar sus trabajos y ayudar y formar parte en la promoción de esta artesanía".

Artesanía de la que ha señalado su "fuerte historia y arte increíble, que se remonta a la época de antes de Egipto" y que, ha añadido, "está asociado primordialmente al arte femenino, al coser que comúnmente se ha relacionado a las mujeres".

Finalmente, Toledo ha señalado el interés creciente de esta celebración riojana "llevamos un par de años recibiendo muchas consultas desde distintas unas partes de España" y ha señalado de qué manera aun "el pasado día me llamaron desde Tenerife para preguntar sobre la realización de esta celebración" y ha concluido que "va a venir gente de fuera, de todas y cada una de las comunidades, y aguardamos tener el éxito que tuvimos en años precedentes a la pandemia en cuánto a público".

Más información

Pradillo de Cameros festeja la X Edición de la Celebración de las Almazuelas Colgadas tras un par de años de parón por la pandemia

Noticias de hoy más vistas