Crónica La Rioja.

Crónica La Rioja.

Personas sordas demandan a los gobiernos proteger las lenguas de signos.

Personas sordas demandan a los gobiernos proteger las lenguas de signos.

En un acto conmemorativo del Día Nacional de las Lenguas de Signos Españolas en el Parlamento de La Rioja, la presidenta de la Asociación de Personas Sordas de La Rioja (ASR), Natalia Mejías, ha urgido a los gobiernos a asumir su responsabilidad en la protección y promoción de las lenguas de signos españolas. Mejías resaltó la necesidad de medidas de accesibilidad lingüística que garanticen el derecho de las personas sordas a utilizar la lengua de signos en todos los ámbitos de la vida.

Destacó que es crucial fomentar actitudes de respeto a la diversidad que permitan a cada individuo comunicarse libremente, sin imposiciones. Mejías enfatizó que el apoyo a las lenguas de signos es fundamental para su futuro y prosperidad.

En el evento estuvieron presentes autoridades como la presidenta del Parlamento de La Rioja, Marta Fernández Cornago, el alcalde de Logroño, Conrado Escobar, y la directora general de Dependencia, Discapacidad y Mayores, Ana Zuazo. Durante su intervención, Mejías instó a eliminar las barreras de comunicación para las personas sordas y destacó el valor de la lengua de signos en su vida cotidiana.

Mejías recalcó que la lengua de signos les brinda estabilidad y que seguirán luchando por sus derechos. Por su parte, Fernández Cornago elogió la importancia de esta lengua y reconoció el papel fundamental de la ASR en la promoción de la lengua de signos y la defensa de los derechos de las personas sordas.

La presidenta del Parlamento se comprometió a seguir difundiendo la realidad de las personas sordas y sordociegas para promover la empatía en la sociedad. Recordó la necesidad de eliminar las barreras en la comunicación para lograr un mundo más inclusivo.

En el mundo, se estima que hay alrededor de 70 millones de personas sordas, mientras que en España más de 1,2 millones padecen algún grado de discapacidad auditiva. En La Rioja, hay aproximadamente 3.000 personas sordas y 250 signantes, quienes conocen la lengua de signos.