Crónica La Rioja.

Crónica La Rioja.

Nuevo sistema en el San Pedro utiliza pictogramas para identificar necesidades de pacientes con ictus

Nuevo sistema en el San Pedro utiliza pictogramas para identificar necesidades de pacientes con ictus

LOGROÑO, 11 Mar.

El nuevo 'proyecto flecha' ha sido implementado para mejorar la seguridad de los pacientes que han sufrido un ictus, facilitando la identificación rápida de sus necesidades a través de pictogramas ubicados en la cabecera de su cama.

Esta iniciativa ha sido desarrollada por el personal de enfermería y técnicos en cuidados auxiliares de enfermería de la Unidad de Ictus y Neurología del Hospital San Pedro de Logroño.

La consejera de Salud y Políticas Sociales, María Martín, ha sido informada sobre el proyecto en un encuentro con las profesionales de Neurología, junto a la directora de Enfermería de Atención Hospitalaria, Teresa Sufrate, y la responsable de Cuidados de Hospitalización, Elena Garrote.

La jefa de Servicio de Neurología, Mª Eugenia Marzo, y la supervisora, Erica García, han detallado el proyecto, que María Martín ha elogiado como una innovación en cuidados de gran utilidad para el personal sanitario y los familiares, con el objetivo de mejorar la evolución, rehabilitación y seguridad de los pacientes con ictus.

Este enfoque de cuidados de enfermería se basa en la utilización de pictogramas en la cabecera de la cama de los pacientes con ictus, para identificar visualmente y de forma rápida sus necesidades específicas y así mejorar su seguridad.

Los pictogramas son una herramienta que facilita al personal sanitario, al personal no sanitario que interactúa con el paciente y a los familiares/acompañantes, el conocimiento de los cuidados específicos según el tipo de ictus, la localización del daño cerebral y la lateralidad de la afectación clínica.

Los pictogramas utilizados incluyen: Ictus hemorrágico (flecha roja); Ictus isquémico (flecha amarilla) y Disfagia a líquidos (botella tachada con un aspa). La dirección y color de las flechas indican la lateralidad y tipo de ictus, respectivamente.

Basándose en la información proporcionada por los pictogramas, se pueden individualizar fácilmente los cuidados necesarios para cada paciente (tales como control de la presión arterial, posición en la cama, movilización con apoyo en el lado afectado, estimulación sensorial, manejo de la disfagia, disponibilidad de timbre y elementos a su alcance).