• martes 16 de agosto del 2022

Mucho más elementos y mucho más financiación para el colectivo de personas mayores de La Rioja que vive en viviendas

img

LOGROÑO, 5 Ago.

El colectivo de personas mayores prosigue siendo una prioridad para el Ejecutivo regional, lo fué a lo largo de los meses de pandemia y lo todavía es en este momento.

Y es que, las políticas incluídas por el Gobierno de La Rioja durante esta legislatura se han centrado, más que nada, en remarcar los servicios públicos, asimismo en el colectivo de personas mayores que viven en viviendas por el hecho de que los capitales para este año 2022 reflejan un aumento del 11 por ciento, mucho más de 4,6 millones de euros mucho más, para aumentar el número de plazas de vivienda públicas en La Rioja, por lo menos 300 durante este año.

Asimismo, y aparte de aumentar el número de plazas públicas, el Ejecutivo regional está impulsando un cambio en el modelo de atención a la gente mayores con el objetivo de progresar la calidad de la atención. De hecho, de esta forma se aprobó en el último Consejo Territorial de Servicios Sociales y SAAD, acuerdo valorado por el Gobierno de La Rioja por la optimización que piensa para el colectivo de personas mayores y con discapacidad que viven en estos centros.

Un nuevo modelo de atención a la gente mayores que va a ser una situación en la futura vivienda de Torrecilla en Cameros. "El propósito del Gobierno de Concha Andreu es mudar el modelo de atención de la gente mayores, un modelo que va a ser una situación en esta vivienda, el primer centro de titularidad pública basado en la persona y con una distribución en entidades de convivencia y en el que el Gobierno regional invertirá ocho millones de euros".

Este viernes el asesor de Servicios Sociales y Gobernanza Pública, Pablo Rubio, adjuntado con la directiva general de Dependencia, Discapacidad y Mayores, Carmen Benito, han visitado las viviendas Virgen de los Remedios en San Vicente de la Sonsierra y Los Jazmines en Haro.

La primera, la vivienda Virgen de los Remedios, en San Vicente de la Sonsierra, es un centro cuya entidad titular es la Fundación Carmen Barberá y que tiene un total de 38 plazas de las que 20 son públicas y financiadas por el Gobierno de La Rioja. Asimismo, y aparte de asegurar el servicio de esta veintena de plazas, el Ejecutivo regional ha invertido algo mucho más de 18.800 euros en progresar el equipamiento del centro.

La vivienda Los Jazmines de Haro tiene 140 plazas de las que 109 son públicas y 31 privadas. Del total de estas plazas, 115 son concretas para habitantes asistidos y 25 para habitantes con alzheimer.