Crónica La Rioja.

Crónica La Rioja.

Miles de logroñeses participan en la tradicional entrega de alimentos para honrar a San Bernabé.

Miles de logroñeses participan en la tradicional entrega de alimentos para honrar a San Bernabé.

En la capital riojana, durante la mañana de hoy se espera repartir 26.000 raciones de peces.

Logroño conmemora este martes 11 de junio el Día de San Bernabé y, de acuerdo con la costumbre, desde temprano numerosos habitantes de La Rioja se han dirigido hacia el Muro del Revellín para participar en uno de los eventos más destacados, emotivos y reconocidos de las festividades: el reparto del pan, pez y vino.

Esta celebración rememora los alimentos que sustentaron a los logroñeses durante el asedio de las tropas francesas en 1521. La celebración tiene lugar junto a la única puerta que permanece en pie de la antigua muralla de la ciudad.

A pesar del frío matinal, miles de personas acudirán al evento, donde se tiene proyectado distribuir 26.000 raciones de peces, equivalentes a unos 900-925 kilos de alevines.

Adicionalmente, se servirán 900 litros de vino, aproximadamente cuatro o cinco barricas, y el pan correspondiente, el pan sobado de La Rioja, rebanado en unas 1.500-1550 barras.

El Cofrade Mayor de la Cofradía del Pez, Fernando Azofra, ha expresado que "hoy es un día de ilusión" y subraya la importancia de mantener viva la tradición. Asegura que la respuesta de la gente es muy positiva y bromea diciendo que "tenemos todo el pescado vendido".

Para que todo esté listo, los Cofrades se preparan con antelación. El día previo, recogen las imágenes de San Bernabé y la Virgen de la Esperanza, patrona de Logroño, para velar por que la tradición se cumpla sin contratiempos.

El proceso de preparación para el reparto inicia temprano por la mañana del 11 de junio, con la organización de la distribución y la preparación de los alimentos. Posteriormente, participan en la misa, disfrutan de migas y regresan al lugar de la celebración para pasar el resto del día.

El reparto de los alimentos comienza tras la bendición del pan, pez y vino alrededor de las 10:00 de la mañana. Esta tradición, que se lleva a cabo con orgullo, se espera que concluya alrededor de las 14:30 horas, gracias a la colaboración de todos los participantes.

Aunque algunas personas están visitando el reparto por primera vez, muchos otros son asiduos a la cita, la cual se ha vuelto una tradición arraigada en el calendario logroñés y se celebra en compañía de amigos y familiares.

El Cofrade ha agradecido a todos los colaboradores que hacen posible el cumplimiento del Voto de San Bernabé mediante la donación de alimentos, pan y vino.

Es un evento que despierta gran ilusión, especialmente este año con un clima favorable, por lo que se espera la asistencia de todos los logroñeses y aquellos que deseen unirse a la celebración.