• miércoles 28 de septiembre del 2022

Más de 7.cien personas juegan al pádel cuando menos una vez por mes en La Rioja

img

LOGROÑO, 14 Ago.

Más de 7.cien personas juegan al pádel cuando menos una vez por mes en La Rioja, 5.000 hombres y 2.cien mujeres. Son datos fruto de una estimación efectuada por la guía apuestas-deportivas.es tras preguntar las investigaciones de Hábitos Deportivos 2015 y 2020 y el Anuario de Estadísticas Deportivas 2022 del Ministerio de Cultura y Deporte.

De este estudio asimismo se desprende que mucho más de 13.600 personas juegan al pádel de manera ocasional, cuando menos una vez por año, en la red social.

La afición por el pádel creció exponencialmente a lo largo de los últimos años, hasta el punto de que en ciertos territorios se ejerce mucho más que nuestro tenis. Más de 63.000 riojanos pueden entrar a unas zapas de pádel. Esto no significa que se hayan vendido 63.000 entidades, sino es el número de personas que de alguna forma tiene ingreso a ellas.

Las personas que mucho más acostumbran a entrenar y gozar del pádel de manera frecuente están en el rango de edad entre 25 y 54 años:

El reconocimiento del pádel como modalidad deportiva en 1993 supuso la consolidación determinante de la especialidad. Desde entonces, el número de licencias deportivas fué medrando hasta lograr en 2021, en La Rioja, la cifra de 173; 139 que corresponden a atletas hombres y 34 a atletas mujeres.

El origen del pádel, así como afirman distintas fuentes oficiales, está en Acapulco (México). Aparentemente, el empresario Enrique Corcuera amoldó una pared de frontón que tenía en su finca, creando un muro después de los players, para eludir que una pelota perdida terminara en el lote de sus vecinos.

Conforme jugaban al frontón, los players hallaron entretenido el aguardar el choque de la pelota en la pared posterior para proseguir jugando, tal es así que a Corcuera se le ocurrió añadir una red en el centro y poner a los competidores a los dos lados, como en el tenis, y explotar los convocados rebotes para crear jugadas.

El empresario prosiguió jugando con sus amigos y familiares a este juego, al que llamó 'Paddle Corcuera', y fue amoldando las reglas del tenis a este nuevo ámbito. Su mujer Viviana compendió todas y cada una estas reglas en un libreto ilustrado que obsequió a su marido por su cumpleaños.

Las mismas fuentes consultadas por la página autora de la estimación apuntan al príncipe Alfonso de Hohenlohe como la persona que ingresó el pádel en España a inicios de los 70, si bien naturalmente su consolidación no podría haber sido viable sin el ahínco de muchas otra gente.

Puesto que en los dos deportes semeja haber raquetas, redes y pelotas, es frecuente llevar a cabo una conexión entre tenis y pádel. En situación, las dos disciplinas tienen esenciales diferencias:

La herramienta de juego: el tenis se juega con una raqueta construida con cuerdas entrelazadas, al paso que el pádel se juega con una pala recia. La primordial diferencia es que la raqueta de tenis puede publicar la pelota con mucha mayor agilidad y capacidad.

La pelota: las pelotas de tenis tienen el doble de presión que las de pádel. En la práctica quiere decir que las pelotas de tenis tienen un choque mucho más dinámico y largo que las de pádel.

La pista: la pista de tenis es mucho más grande que la de pádel. Una pista de pádel es un rectángulo de 20 metros de largo por diez de ancho y cada aparato ocupa un cuadrado de 10x10 metros. Además, la pista de tenis no posee paredes laterales donde la pelota logre rebotar, como sí pasa en el pádel, y en el tenis hay mayor pluralidad de superficies: césped, cemento, tierra batida... La red de pádel es asimismo tenuemente mucho más baja que la de tenis.

Las reglas:

El saque se efectúa bajo la cadera y una vez que la pelota choque en el suelo.

La pelota puede rebotar en las paredes que cubren la pista y los players tienen la posibilidad de asistirse de estos rebotes al jugar.

Es mucho más frecuente que el tenis se juegue individualmente, al tiempo que el pádel es, de manera oficial, siempre y en todo momento por parejas.

En sintetizadas cuentas, el tenis es un deporte de capacidad con un juego mucho más horizontal, al paso que un partido de pádel es mucho más dinámico y alcanzable. Es esta sencillez para estudiar a divertirse al pádel la que dió rincón al boom de este deporte a nivel aficionado en los últimos años.

Más información

Más de 7.cien personas juegan al pádel cuando menos una vez por mes en La Rioja