• sábado 4 de febrero del 2023

Manzanares, a hombros, en Calahorra

img

   CALAHORRA (LA RIOJA), 31 Ago.

   Triunfo para José María Manzanares en la plaza de toros de Calahorra, tras recortar tres orejas, y salir por la puerta grande en el segundo festejo de las fiestas de San Emeterio y San Celedonio.

   Compartía letrero con Morante de la Puebla, que obtuvo un premio, mismo premio que se llevó el tercer espada, Cayetano.

   Se han lidiados toros de 'El Pilar', flojos y mansos, por norma general,frente a un público que ha llenado en mucho más de tres cuartos los tendidos del chintófano calagurritano.

    El alicantino ha cuajado su éxito en el quinto de la corrida, un manipulable astado de la ganadería salamanquesa, con el que Manzanares se sintió cómodo con un toreo a media altura, efectuado en su mayor parte por el pitón derecho. Ha matado de estocada algo caída, algo que no le impedido pasear los 2 apéndices.

   Con su primero pudo lucirse con el capote ofertando unas verónicas de enjundia finalizadas con una enorme media. No obstante, el descastado animal se vino a menos en la muleta, más allá de que el diestro consiguió hurtarle alguna tanda de determinada calidad, más que nada con la mano derecha, que unido a su acierto con el acero le llevó a conseguir el primer premio de la corrida.

   Morante de la Puebla, que ha sustituido a 'El Fandi', volvió a Calahorra veinte años después, topándose de comienzo con un flojo astado, sin transmisión, que hizo que su tarea se haya silenciado.

   Con su segundo, el cuarto de la corrida, de condición noble dejó una faena con instantes de brillo, pero sin hondura. Un mete y saca y una aceptable estocada para recortar una oreja.

   Por su lado, Cayetano consiguió un triunfo efímero con el capote, al sugerir buenas verónicas, más allá de que el poco juego del astado en la muleta, unido a su fallo con el acero le llevó a conocer de qué forma su tarea se ha silenciado.

   Con el cierra plaza, un deslúcido animal, que ha brindado al público, el diestro ha brindado una faena sin hondura, pero voluntariosa, que fué premiada con una oreja, tras la utilización del descabello.

Más información

Manzanares, a hombros, en Calahorra