• lunes 28 de noviembre del 2022

Los cementerios municipales registraron el último ejercicio 345 inhumaciones y 1.490 incineraciones

img


LOGROÑO, 29 Oct.

Los cementerios municipales registraron a lo largo del último años 345 inhumaciones de cadáveres y 1 490 incineraciones. El Ayuntamiento de Logroño atiende, a lo largo de las datas cercanas a Todos los Santos, el clásico aumento de visitantes a los cementerios municipales. Las puertas de los cementerios municipales se van a abrir a las 8,00 horas y se van a cerrar a las 18,00 horas.

La capital de La Rioja tiene tres cementerios laicos (Logroño, Varea y El Cortijo) y uno musulmán. Logroño creó su cementerio en el año 1832. El Ayuntamiento ejercita la dirección y administración de estos circuitos y sus instalaciones, a través del personal del Servicio Municipal de Cementerio.

Los tres cementerios municipales registraron a lo largo del último año (desde el 18 de octubre de 2021 al 17 de octubre de 2022) un total de 345 inhumaciones de cadáveres: 336 en el de Logroño, 8 en el de Varea y 1 en el del Cortijo. El año previo se hicieron 375 inhumaciones, 372 en Logroño y 3 en Varea.

Las incineraciones de cadáveres a lo largo del mismo periodo fueron 1.490, al tiempo que el año previo se asentaron 1.469 incineraciones.

Además, desde octubre del año pasado se realizaron un total de 680 movimientos de restos sin incinerar en frente de los 610 del ejercicio previo.

El número de inhumaciones de cenizas este año fué de 427, mucho más 72 incineraciones de restos que proceden de otra sepultura.

Durante esta legislatura, el Ayuntamiento de Logroño ha dedicado alrededor 315 000 euros, de los que mucho más de 187 000 euros se han designado a la ejecución de proyectos, novedades y ampliación de sus instalaciones; y el resto se marcha a asignar a la limpieza de las edificaciones del cementerio municipal.

Entre las proyectos que se han acometido resaltan las efectuadas para la reparación del horno crematorio y las llevadas a cabo para agrandar el espacio de enterramiento musulmán. También se han acometido proyectos para substituir las cañerías de calefacción y sustituido la caldera de la vivienda de los Hermanos Fosores; instalado el sistema anti intrusos y la colocación de asas en las lápidas de los enterramientos musulmanes, por ejemplo actuaciones.

El Servicio Municipal de Cementerio candela por el cuidado del orden en los circuitos y también instalaciones funerarios, y por la exigencia del respeto. En este sentido, pide que la gente encargadas guarden con el público las debidas atenciones y consideraciones; y que los visitantes se comporten con el respeto conveniente. El Servicio no deja la colocación de elementos fuera de nuestra sepultura, ni la plantación de arbustos o semillas; y también impide asimismo la grabación de imágenes de cualquier clase. También señala que las proyectos y también inscripciones funerarias han de ser respetuosas con el carácter y la intención del recinto.

Se trata, además de esto, de un espacio laico y la gente que allí asistan tienen la posibilidad de contar con lo favorable según el entierro -espiritual o no- que deseen para sus allegados.

El cementerio de Logroño tiene espacios de enterramientos cinerarios con la intención de contestar a las solicitudes de la ciudadanía y darle espacios a fin de que depositen las cenizas de sus allegados.

El paulatino aumento de las incineraciones en oposición al descenso de las inhumaciones motivó la construcción de columbarios (cavidades para poner cenizas). En esta época el cementerio de Logroño tiene 864 columbarios.

Cuenta con un edificio que aloja las dependencias de recepción y administración para la administración de los servicios de información y administrativos directos; una capilla; guardes; y servicio de depósito de cadáveres para la custodia de exactamente los mismos hasta su inhumación o traslado si procede. También tiene un osario común, donde se depositan los restos humanos que proceden de los diferentes enterramientos; un campo designado al enterramiento de restos humanos que proceden de abortos, intervenciones quirúrgicas y mutilaciones; panteones; parcelas destinadas a galerías de nichos cadavéricos y osarios para la inhumación de cadáveres y restos humanos, y espacios cinerarios para la inhumación de cenizas. Asimismo, desde el año 2009, asimismo aloja un cementerio musulmán.

Más información

Los cementerios municipales registraron el último ejercicio 345 inhumaciones y 1.490 incineraciones

Noticias de hoy más vistas