• sábado 28 de enero del 2023

Logroño reemplaza 47 cabinas y 8 quioscos por una red de cartelería digital para publicitar el comercio local

img

LOGROÑO, 20 Ene.

El Ayuntamiento de Logroño pone en marcha un emprendimiento para recobrar elementos de moblaje urbano en desuso como herramienta para la promoción del comercio local. De este modo, 47 cabinas telefónicas, que van a ser reemplazadas por tótems electrónicos, y ocho quioscos de prensa se transformarán en aguantes de publicidad digitales para ofrecer visibilidad y un nuevo impulso al comercio minorista de la región.

Para ello, el Consistorio logró una financiación de 2.178.000 euros, que corresponden a la convocatoria de Mercados Sostenibles del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

Como aseguró este viernes el alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, frente uno de estos nuevos tótems, en la calle Industria con Gonzalo de Berceo, "desde la llegada de este aparato de Gobierno estuvimos haciendo un trabajo en la búsqueda de distintas fuentes de financiación y la presentación de proyectos de diferente índole a programas de ayudas nacionales y de europa".

"Esta idea responde de manera directa a la necesidad de llevar a cabo medidas complementarias y poco comúnes para el impulso de la actividad comercial local", ha incidido el primer edil.

El propósito de esta idea es proveer al comercio local una interfaz promocional con aguantes para cartelería y señalética digital, provocando espacios para la propaganda de sus ideas y promociones, a la par que se da una exclusiva herramienta a elementos de moblaje urbano en la actualidad en desuso o en estado deplorable.

De este modo, se dotará al comercio local de Logroño de una exclusiva herramienta para la promoción de sus negocios y modelos en espacios públicos de enorme afluencia de personas, estimulando su participación a través de la reducción de la inversión precisa y una asesoría enfocada para la generación y también inclusión de contenidos, a la par que se da una exclusiva herramienta a elementos de moblaje urbano hoy en día en desuso o en estado deplorable.

Esta red de cartelería y señalética digital se situará, en un inicio, en diversos puntos del centro comercial de enorme afluencia de personas y con múltiples núcleos comerciales próximos entre sí, entre aquéllos que el cliente puede moverse de forma cómoda caminando.

Para arrancar la idea en los ocho quioscos nombrados, que hoy en día están en desempeño, próximamente el Ayuntamiento firmará un convenio con la Asociación Profesional de Vendedores de Prensa y Revista La Rioja.

En cuanto a las cabinas telefónicas, hoy día Logroño tiene 49, de las que 47 van a ser reconvertidas, utilizando sus aguantes y también infraestructura de telecomunicaciones para disponer tótems con pantallas digitales para proyectar los espacios comerciales, turísticos y culturales.

Según el alcalde de Logroño, "la reconversión de estos quioscos y cabinas telefónicas en aguantes de cartelería y señalética digital no solo va a mejorar la imagen de estas zonas y la experiencia del cliente a través de la incorporación de información y ofertas, sino asimismo enriquecerá la experiencia de la gente que visiten nuestra localidad ya que servirán como canal de difusión de la oferta cultural y turística de Logroño".

Esta instalación servirá asimismo para agrandar y prosperar la red WiFi municipal, dando un mejor servicio a ciudadanos y visitantes, y posibilitar la incorporación de sensores y otros gadgets de monitorización del espacio urbano que sirvan de punto de inicio para futuros proyectos tecnológicos de innovación y promoción de la actividad comercial.

Más información

Logroño reemplaza 47 cabinas y 8 quioscos por una red de cartelería digital para publicitar el comercio local