• domingo 5 de febrero del 2023

Las panaderías riojanas "apagan" la luz frente al aumento de costos; "No soportamos mucho más"

img


LOGROÑO, 28 Oct.

Las panaderías de ARFEPAN, incorporadas en la FER, han secundado este viernes la convocatoria de apagón simbólico -bajo el lema 'Únete al apagón'- que se ha creado en toda España por el aumento de los costos, singularmente los de la energía. Una reivindicación con la que solicitan "resoluciones" por el hecho de que "no soportamos mucho más".

En Logroño, entre las panaderías que se sumaron al 'apagón' fué Horno Arguiñano -ubicada en Avenida de la Paz- su dueño, Eduardo Villar, asimismo presidente de la Asociación Riojana de Fabricantes Expendedores de Pan de La Rioja (ARFEPAN), explicó que este apagón de una cuarta parte de hora es "para ofrecer visibilidad a esta problemática que llevamos atravesando desde hace unos meses".

Como ha reconocido, las panaderías artesanas y habituales "no soportan mucho más" por la situación de hoy "todo subió, la luz, el gasoil, la cadena alimenticia... todo subió y es molesto y las compañías pequeñas no soportamos".

Todo ello "aboca a cerrar" o "a tomar medidas radicales, ojalá no sea despedir a absolutamente nadie pero la situación es dificultosa".

Para procurar mitigar esta situación, el asimismo presidente de la Confederación Española de Panadería, Pastelería, Bollería y Afines (Ceoppan) explicó que "desde los gremios territoriales hemos mantenido asambleas con los presidentes autonómicos para explicarles de qué manera estamos". Tras ello, "decidimos realizar este apagón" y en este momento "nos encontramos atentos a la asamblea que vamos a tener el próximo día 2 con el Ministerio de Agricultura para asimismo mostrar nuestra problemática".

A partir de ahí, dijo, "va a ser en el momento en que me reuniré con el Comité Ejecutivo y vamos a tomar las medidas que hayan que tomar, manifestaciones, proceder a huelga... aguardemos no tener que llegar a eso y poder tener un consenso, en las líneas de asistencia del Gobierno de España, para lograr conducir esta situación y no llegar a mucho más".

Como ha reconocido, el día a día en las panaderías riojanas es "malo" pues "si bien la multitud venga y adquiera, llevamos varios meses de pérdidas y nos encontramos tirando de dinero ahorrado pero el dinero se termina".

En su caso personal, en la panadería "hemos subido el valor cinco céntimos, es algo irrisorio pero no tenemos la posibilidad de tener repercusión el valor que nos suben a nosotros en el valor final del cliente".

Todo por el hecho de que "nuestros clientes del servicio asimismo lo pasan mal y si encarecemos el producto, se marchan a proceder a otros de menor calidad y mucho más económico. Ya dieron datos de que se están consumiendo mucho más fabricantes blancas que artículos de calidad y si ascendemos el porcentaje del pan que nos suben a nosotros, esa clientela se nos va a ir".

Finalmente, el dueño ha reconocido que hace algunas semanas sostuvo una asamblea con la presidenta regional, Concha Andreu, y, por una parte, "llegamos a un emprendimiento para proveer pan a los pueblos que fué vanguardista en nuestra red social pero asimismo le transmití que, en sus facultades, intentara buscar una solución. No hay que olvidar que en La Rioja han cerrado seis panaderías desde el año pasado, eso es bastante para una provincia como la nuestra".

Teniendo presente que la industria panadera y los establecimientos son electro intensivos, la campaña del apagón desea rememorar al Gobierno y a la sociedad que "nuestro campo es fundamental y es intensivo en consumo energético. Pedimos exactamente el mismo respeto y acompañamiento que se les da a las considerables compañías, asimismo para nuestras micro, pequeñas y medianas panaderías, que dan empleo directo en España a mucho más de 190.000 personas.

Las panaderías resaltan que el pan es un alimento fundamental, así como se demostró a lo largo de la pandemia y el campo "hizo y prosigue realizando un colosal esfuerzo por suministrarlo todos los días, aun a los pueblos mucho más apartados".

ARFEPAN ten en cuenta que esta idea no es una huelga, sino más bien un apagón simbólico de 15 minutos, que no posee intención de dañar al cliente y que va a ser las propis panaderías las que escojan los equipos que desean desconectar.

Finalmente, la panadería riojana asimismo desea poner en valor a un campo artesano y clásico, el pan como alimento básico en la dieta, saludable y sostenible y relacionado al territorio.

Más información

Las panaderías riojanas "apagan" la luz frente al aumento de costos; "No soportamos mucho más"