"La Rioja exige medidas estatales 'urgentes' en Atención Primaria junto a otros consejeros de Salud"

LOGROÑO, 10 Ene. - La Consejería de Salud y Políticas Sociales del Gobierno de La Rioja se suma al manifiesto suscrito por los consejeros de Sanidad de la mayoría de comunidades autónomas de España "para exigir al Gobierno central la adopción de medidas urgentes en Atención Primaria".

Una petición que se realiza al objeto de "resolver la problemática derivada de la falta de especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria que afecta a todo el Sistema Nacional de Salud".

La consejera de Salud y Políticas Sociales, María Martín, considera que "las propuestas siguen vigentes y exige la puesta en marcha de las mismas y actuar con diligencia para paliar la falta de profesionales".

Asimismo, pide al Ministerio de Sanidad que "asuma su responsabilidad y acredite nuevas unidades docentes para favorecer la formación de más profesionales, una formación que las comunidades autónomas están dispuestas a seguir financiando".

Martín ha mostrado, una vez más, su "preocupación ante la falta de médicos especialistas y urge al Ministerio de Sanidad a dar una respuesta común para el conjunto de comunidades autónomas gobierne quien gobierne".

Por este motivo, la consejera de Salud ha confirmado la adhesión de La Rioja a este manifiesto porque, aunque data del año 2022, "sigue teniendo toda su vigencia".

El documento propone la adopción por parte del Ministerio de Sanidad de seis medidas urgentes para comenzar a atajar el problema que padece la Atención Primara en España.

En primer lugar, garantizar que el sistema de elección MIR no deje plazas desiertas y arbitrar soluciones excepcionales que faciliten que se cubran todas las plazas ofertadas, incluidas aquellas que, habiendo sido adjudicadas, finalmente sus adjudicatarios no tomen posesión de las mismas, renunciando antes de la firma del contrato.

En segundo lugar, introducir cambios en un sistema formativo que agrava el déficit crónico de especialistas en Medicina de Familia y Comunitaria y agranda la problemática que suponen las jubilaciones en este ámbito. En concreto, se insiste en la necesidad de crear en España la Especialidad de Medicina de Urgencias y Emergencias, tal y como se ha hecho con la de Psiquiatría Infantil y de la Adolescencia.

En tercer lugar, ampliar el número de plazas de formación médica especializada en Medicina de Familia y Comunitaria para afrontar el relevo generacional, para lo que se precisa de un sistema de acreditación de unidades docentes más flexible y más ágil.

Asimismo, se plantea la necesidad de revisar la normativa de requisitos de acreditación de unidades docentes en la especialidad de Medicina de Familia y de mantener abierta, de manera permanente, la convocatoria para la acreditación, entre otras cuestiones.

En cuarto lugar, una vez que el sistema de acreditación y el programa formativo de la especialidad estén reformados y permitan acreditar un mayor número de plazas, se propone llevar a cabo una convocatoria de plazas MIR extraordinaria en la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria.

En este sentido, las comunidades que apoyan este manifiesto solicitan acordar con el Gobierno de España un plan extraordinario de formación para acometer un importante incremento de las plazas formativas, unas 1.000 anuales, que corrija la situación de déficit a la que abocan las previsiones de jubilación.

En quinto lugar, planificar en el futuro con más rigor la oferta formativa del Sistema Nacional de Salud, para lo que resulta fundamental la creación definitiva de un Registro Estatal de Profesionales Sanitarios que pueda orientar las necesidades de formación de especialistas para prevenir la aparición de déficits de profesionales de determinadas especialidades.

Por último, en sexto lugar, fomentar e implementar, a través del Plan de Acción Estatal, todas las medidas posibles que faciliten el desarrollo competencial del médico especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, dotándole de tiempo y espacio para recobrar su rol como eje vertebrador de la mejor atención integral de los ciudadanos.

La Rioja se suma así a un manifiesto al que se han adherido recientemente comunidades vecinas como Aragón y Cantabria.

Categoría

La Rioja