• domingo 5 de febrero del 2023

La Policía Nacional alarma de la estafa por la que se hacen pasar por gobernantes de la Dirección General de Tráfico

img

LOGROÑO, 13 Dic.

La Jefatura Superior de Policía de La Rioja, ha detectado una estafa usando una página falsa de la Dirección General de Tráfico (DGT). Se trata del envío de un mail que, simulando la página de la Dirección General de Tráfico, avisa una multa, y para verla se debe de pinchar un link. Una vez se entra en el link, los estafadores descargan la información bancaria y se genera la estafa. A nivel nacional, se detectaron correos masivos.

Si recibe un correo afín a este "Se ha reconocido en nuestro sistema una multa de tráfico no pagada apuntada a nombre de usted o su vehículo". Y, después, un link al que pinchar. Se trata de una estafa donde suplantan la identidad de la Dirección General de Tráfico (DGT) y que se manda por medio de un correo.

El e-e correo electrónico se esconde bajo el tema "Multa no pagada. - [ id 796422183 ]" y en el momento en que se ingresa al mensaje encuentras en él una notificación sobre una supuesta multa de tráfico que no se ha abonado.

En el e-e correo electrónico hace aparición el icono de la Dirección General de Tráfico (DGT) y del Ministerio de Interior, pero ninguna de estas señales es genuina. Lo siguiente que hace aparición es un 'backlink' al que alienta al usuario a entrar para poder ver la notificación de esa multa: "Ingreso a Sede Electrónica".

Sin embargo, ese 'backlink' dirige al usuario a un portal de internet de afuera donde se descarga un fichero comprimido en formato .zip que parece ser la multa, bajo el nombre 'MULTA (números al azar)_(carácteres_aleatorios).zip' que, tal y que tiene dentro 'software malicioso'. Los nombres de los ficheros maliciosos son: MULTA_000000_XXX.zip. "Este fichero malicioso compromete la seguridad del aparato, en tanto que posibilita al ciberdelincuente el ingreso al mismo al cambiar la configuración de seguridad del aparato infectado.

Desde la Policía Nacional se alarma de que, frente a la mucho más mínima sospecha de la certeza del mensaje, se examinen los datos del mismo. Un indicio bastante confiable que hablamos de un correo falso es la presencia de faltas de ortografía. Pero, además de esto, en el caso de duda, remover el mensaje de forma directa y, más que nada, no responderlos. Asimismo, instan a los individuos a comprobar los links antes llevar a cabo 'click', si bien sean de contactos populares y "desconfiar de los archivos adjuntos". Además de esto, recomiendan poseer en todo momento actualizado el S.O. y el antivirus.

Ser muy cautos y precavidos con las claves del computador, sosteniendo un control períodico sobre exactamente el mismo, al paso que se verifiquen los sitios a los que nos dirigen esos links. También recuerdan que las alertas de las Administraciones se efectúan, bien por correo ordinario certificado, o con las publicaciones en los folletines oficiales. Si se quiere verlas de forma inmediata, debe hacerse en la página de la Carpeta Ciudadana.

Más información

La Policía Nacional alarma de la estafa por la que se hacen pasar por gobernantes de la Dirección General de Tráfico