• sábado 4 de febrero del 2023

La Guardia Civil desmantela en Calahorra un clan familiar que se dedica al tráfico de speed y mariguana

img

LOGROÑO, 27 Oct.

La Guardia Civil, en el contexto de los servicios establecidos para impedir y perseguir el tráfico de drogas, ha realizado una investigación en la ciudad riojana de Calahorra que se ha saldado con la desarticulación de un conjunto criminal, de índole familiar, cuyos 4 pertenecientes -2 hombres y 2 mujeres-, de nacionalidad de españa, con edades comprendidas entre los 48 y 74 años, fueron detenidos como supuestos autores de los delitos de pertenencia a conjunto criminal y contra la salud pública por tráfico de drogas. Dos de estas personas tienen un extenso historial delictivo.

A lo largo de las actuaciones se han clausurado 2 puntos de venta de sustancia situados en la vivienda del clan familiar y en una bajera. Ambos inmuebles sitos en el casco viejo de la región calagurritana -Calle Pilarte-, se habían transformado en genuinos mercados de venta de mariguana y speed, libres 8 a 23 horas, todos los 365 días del año, que eran frecuentados por varios usuarios comunes de substancias estupefacientes de Calahorra y localidades lindantes -entre ellos menores de edad-.

La investigación para descabezar este clan familiar fué muy complicada, por ejemplo cuestiones, por las propias especificaciones de la Calle Pilarte en las que se debían desarrollar las actuaciones. La región para controlar se encontraba prácticamente bunkerizada y dominada por llamados en el argot policial como "machacas" y "aguadores", que protegían el ambiente de forma prácticamente prácticamente perenne, en actitud vigilante y hostil para ofrecer "el agua" en el caso de advertir la existencia de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, recibiendo a cambio pequeñas proporciones de sustancia.

A principios de febrero agentes del al Área de Investigación de la Guardia Civil en Calahorra, tuvieron conocimiento mediante distintas aclaraciones ciudadanas y de las entidades de Seguridad Ciudadana, de un "trasiego excepcional de usuarios comunes de substancias estupefacientes" en el casco viejo de la ciudad, en concreto en el ambiente de la Plaza y Calle Pilarte, que había provocado alarma y también inseguridad en el vecindario.

Estas aclaraciones dejaron centrar las actuaciones sobre una casa y una bajera de un popular clan familiar relacionado al tráfico de drogas, pudiéndose saber que los dos inmuebles se habían transformado en puntos negros de venta de speed y mariguana.

El responsable del clan que había sido detenido en el año 2015 por tráfico de drogas tenía el acompañamiento de múltiples individuos llamados "machacas" y "aguadores" que, apostados en las inmediaciones de los puntos de venta, alertaban de la viable presencia policial.

Dichos puntos negros eran frecuentados por varios usuarios -entre ellos menores de edad- que, tras entrar en contacto con la gente que observaban en las inmediaciones, accedían al interior para la adquisición de dosis y abandonaban el sitio precipitadamente, siendo estos detenidos por los agentes en las inmediaciones para la incautación de las substancias y la tramitación de las que corresponden actas/demandas.

En otros casos, los demandantes de substancias continuaban dentro de los dos puntos en el transcurso de un periodo mucho más largo de tiempo, entendiendo que la sustancia adquiría en estas situaciones era consumida en el interior.

Una vez precisado el modo perfecto de accionar y compendiadas todas y cada una de las pruebas que les incriminaban en un presunto delito contra la salud pública, en el que los 4 pertenecientes del clan participaban activamente a lo largo del desarrollo de venta y distribución de sustancia, se procedió a pedir el pertinente mandamiento de entrada y registro para los 2 inmuebles.

Tras concederse, se procedió a la entrada inesperada y a la detención de los 4 implicados. En el interior de los inmuebles los agentes encontraron 325 gramos de mariguana, 1.625 euros fraccionados en billetes de diverso valor, una pistola, seis basculas de precisión, documentación y todos y cada uno de los útiles precisos para el empaquetado y distribución de la sustancia.

La operación fué llevada a cabo por agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil en Calahorra. En la etapa de explotación contaron el acompañamiento de Unidades de Seguridad Ciudadana de Arnedo y Calahorra, USECIA-30 y agentes del Servicio Cinológico con perros detectores de substancias estupefacientes.

Más información

La Guardia Civil desmantela en Calahorra un clan familiar que se dedica al tráfico de speed y mariguana