• domingo 5 de febrero del 2023

La fusión riojano-isleña de Nublo y Fandango deslumbra en Formentera

img

LOGROÑO, 24 Sep.

Sesenta personas fueron los agraciados que esta semana vivieron una experiencia gastronómica única, la fusión de las cocinas creativas de Fandango (Es Pujols, Formentera) y Nublo (Haro, una estrella Michelín) en 'Brasas de evocación' una comida desarrollada y desarrollada a 4 manos por los chefs Vicente Monfort y Miguel Caño con la brasa como primordial técnica culinaria y el producto isleño como personaje principal.

Los 2 chefs brindaron forma a un menú en el que alternaron sus producciones, presentadas y servidas por el servicio de salón de los dos sitios de comidas, que se compenetraron con perfección. La noche empezó con 4 platos en pequeño formato: calabacín farcit de peix sec y berenjena a llama, obra de Monfort, lima quemada con gamba, de Caño, cresta de gallo y espardeña de Monfort y cigala de Formentera al sarmiento, que Caño sirvió ensartada en nuestro sarmiento, llevando un trocito de la Rioja a cada comensal.

Después de estos 4 mordiscos, han comenzado los platos primordiales, con Pesto de garbanzo verde y pan payés, obra del chef de Nublo, y lorito frito con jugo de sus espinas y también hinojo, del de Fandango.

No podían faltar los platos estrella del local anfitrión, y entre los primordiales se sirvió uno de sus arroces. La creación arrocera de Monfort para la ocasión incluía el pulpo a las brasas con tuétano y remolacha. Le prosiguió otro de los platos ahora tradicionales de Fandango reinventado para el menú: bogavante a la parrilla con yema de huevo y patata. El menú siguió con otra iniciativa de Miguel Caño: mero con grasa de txuleta, y se cerró con higos al carbón con leche de almendras y romero, obra de Fandango.

Para el maridaje se escogieron vinos de la Compañía de vinos Vintae, todos ellos riojanos, para continuar el leitmotiv del acontecimiento, fusionando lo destacado de la Rioja y Formentera. Entre los que se sirvieron están Classica Gran Reserva Rosado 2009, El Pacto del Alto Najerilla 2020, Valdechuecas Viñedo Singular 2019 y hasta La Garnacha de Hielo 2014, entre los pocos vinos de hielo que se desarrollan en España.

Nublo y Fandango tienen bastante en común: los dos abrieron sus puertas en verano de 2021, en medio de una pandemia, transformándose en referentes en su territorio en un tiempo reducido. Los 2 tienen la brasa y el fuego como técnica primordial en sus preparaciones y además de esto, distribuyen origen, y sucede que 2 de los asociados creadores de Fandango son riojanos. "Este el sendero que deseamos proseguir, dar valor gastronómico a la isla, calidad, vivencias originales y creativas", comentan Richi Arambarri, entre los asociados riojanos del local de Es Pujols.

Más información

La fusión riojano-isleña de Nublo y Fandango deslumbra en Formentera