• miércoles 1 de febrero del 2023

La Cumbre de Madrid es "un antes y un después" para una OTAN "que volvió a tener sentido", según especialista UNIR

img

LOGROÑO, 2 Jul.

La Cumbre de la OTAN en Madrid, que se ha creado esta pasada semana, ha supuesto "un antes y un después" para una Alianza "que volvió a tener sentido" tras una época de menor importancia. Así lo considera José Cepeda García de León, instructor del Máster en Comunicación y Márketing Político de UNIR.

En una entrevista mantenida con Europa Press, Cepeda ha recalcado que "esta Cumbre fué verdaderamente fundamental, en contraste a otras de los últimos tiempos", marcada, primeramente, por la guerra de Ucrania.

Una situación "que ha obligado a redefinir un nuevo término estratégico, la novedosa composición de seguridad y política militar" de la OTAN y también "aun -ha señalado- ordena a redefinir la política presupuestaria de numerosos países", por el hecho de que se charla de asignar mucho más dinero para defensa en los países integrantes.

Todo, teniendo en cuenta de que, en el acuerdo de la Cumbre, se nombra como amenaza a Rusia, "que hasta la actualidad era prácticamente un aliado estratégico para la paz", a eso que ha sumado que "se está pensando en China e inclusive, en el desafío que proviene del sur de Europa".

Por eso, ha considerado que "no se volvió a la vieja política de 2 bloques, pues a absolutamente nadie se le escapa que nos encontramos antes un ámbito de tres, lo que deja en prueba las novedosas pretensiones que están apareciendo gracias a la evolución geoestratégica de todo el mundo".

En la situacion del enfrentamiento de Ucrania, en opinión del especialista UNIR, se puso de manifiesto que "de pronto, todo el planeta se vió en la necesidad de remarcar los sistemas protectores". Ya no nos encontramos frente "una guerra usual", sino "la verdad es que, con otros sistemas de ataque, lo que disponemos en este momento son guerras híbridas".

Un término en el que participa "la vertiente tecnológica", algo en lo que exactamente "Rusia nos transporta mucha virtud a Occidente", pero asimismo China, donde, como ha apuntado, softwares como el reconocimiento facial "está totalmente extendido, lo que supone un control absoluto de la población".

"En países autárquicos o con modelos poco democráticos, la permisividad para usar esta clase de herramientas es considerablemente mayor que en una Europa con regímenes muy aprensivos en estos puntos", ha asegurado José Cepeda, quien ha añadido a estas guerras otro género de ocasiones como los movimientos migratorios "o el control de los elementos como la energía o el agua".

Así, ha subrayado que "hay que protegerse poco a poco más frente esta clase de nuevos asaltos", con particular atención a la ciberseguridad, algo en lo que la ONU ahora trabaja de cara a una convención mundial. "Y hay que asignar poco a poco más elementos a este modelo", hasta la actualidad mucho más a cargo de las Fuerzas de Seguridad del Estado que del Ejército, "pero en lo que va a deber acrecentar la coordinación entre Defensa y también Interior".

La Cumbre de Madrid asimismo es esencial "por el hecho de que piensa la entrada de 2 nuevos integrantes" en la Alianza Atlántica, Suecia y Noruega. "Piensa un antes y un después, un redimensionamiento de la OTAN y de las democracias occidentales, con 2 países comúnmente neutrales que solicitan entrar en la organización".

Todo ello, sin olvidar que, eminentemente, "la OTAN es una composición de defensa, no de ataque, es un modelo más que nada defensivo, y de ahí que, lo que se hace es aumentar los elementos para resguardar a los integrantes".

"Quienes afirma que esto no se lleve a cabo, por el hecho de que aun aseguran que no nos encontramos en guerra no se enteran de lo que sucede", ha asegurado el especialista, para quien exactamente la agresión de Rusia a Ucrania tuvo bastante que ver en que "la OTAN haya vuelto a tener sentido, haciendo un trabajo por mayor seguridad en el planeta".

"No se busca la confrontación ni novedosas amenazas, sino más bien un sistema de protección que otros regímenes menos democráticos no logren campar a sus anchas fuera de toda legalidad. La OTAN no desean confrontar, sino más bien encontrar un sistema de equilibrio. Confío en la sensatez de Rusia y de China, no pienso que deseen mucho más desestabilización", ha finalizado José Cepeda.

Más información

La Cumbre de Madrid es "un antes y un después" para una OTAN "que volvió a tener sentido", según especialista UNIR