• sábado 28 de enero del 2023

La campaña 2022 de la Alcoholera de La Rioja da una segunda vida a 6.300 toneladas de oruja

img

LOGROÑO, 8 Dic.

La Alcoholera de La Rioja ha arrancado los motores de su maquinaria de producción que concluirá de manera previsible bien entrada la próxima primavera con 6.300 toneladas de oruja y mucho más de 2.000 toneladas de lías en sus silos, un diez por ciento mucho más que en la previo campaña.

El cierre de la vendimia 2022 da paso al principio de la actividad en la Alcoholera riojana, que desde el año 1934 se afana en ofrecer una segunda vida a los restos de la uva, de los que conseguirá alcoholes, tartratos, aceite de pepitas, biomasa y destilados, en un modelo de negocio circular y sostenible, con resto cero.

Los orujos y lías llegaron a lo largo de los últimos tres meses desde las primordiales y mucho más próximas zonas vitivinícolas españolas (Rioja, Ribera del Duero, Rueda, Cigales, Toro, Somontano...).

Es ahora mismo en el momento en que la Alcoholera comienza a marchar a máximo rendimiento, para desarrollar el desarrollo de transformación de la oruja en nuevos subproductos naturales derivados de la uva, que se comercializan para su empleo en la industria vitivinícola, farmacéutica, cosmética, energética y alimenticia.

Tras mucho más de 85 años de historia, a fines de 2021 la Alcoholera fue conseguida por el conjunto italiano Randi, que efectúa una actividad afín en sus plantas de producción de Italia, Australia, California y Argentina.

En 2022 empezó una exclusiva etapa con Fernando Durban y Rosa Durban adelante, como gestores y administradores. Junto al de hoy aparato humano y el acompañamiento de Grupo Randi, la compañía riojana sigue sus proyectos de inversión, innovación, tecnología y sostenibilidad a corto, medio y largo período.

Las instalaciones de Cenicero tiene 2 silos en los que se puede recibir hasta 30 millones de kilogramos de oruja. La novedosa dirección de la alcoholera trabaja para acrecentar su desempeño hasta lograr el 90% de su aptitud en cinco años.

Para Rosa Durban, directiva de La Alcoholera, "este primer año fué de acercamiento a las bodegas". "Atender a sus pretensiones y ofrecerles el más destacable servicio fué nuestro propósito primordial, tal como ganarnos su seguridad. Ahora estamos trabajando para posicionarnos como referente del campo y como un ejemplo de sostenibilidad y respeto por el medioambiente", añade.

Grupo Randi es una compañía familiar construída hace 53 años por el emprendedor Giovanni Randi, con un sencillo negocio para generar ácido tartárico y crémor tártaro.

Poco tiempo después, el emprendimiento evolucionó y hoy día bajo la dirección de la segunda generación Randi, tiene centros de producción en Italia, Australia, California y Argentina. En los años 90 adquirió una participación de la alcoholera riojana, que en la actualidad suma el 100 por ciento al conjunto.

La Alcoholera, derivados naturales de la uva, prosigue en este momento los pasos de Grupo Randi apostando por la sostenibilidad en un desarrollo que empieza con la obtenida de lías, orujos y vino de las bodegas, para su transformación en nuevos artículos. El resto cero es el enorme logro de este modelo de negocio de economía circular.

Más información

La campaña 2022 de la Alcoholera de La Rioja da una segunda vida a 6.300 toneladas de oruja