• lunes 28 de noviembre del 2022

Estudiosos ahondan en un algoritmo que marque de manera objetiva la frontera del plagio en la música

img

Un estudio en el que participa el instructor de Música y también Investigación Musical de La Universidad Internacional de La Rioja (UNIR) Brian Martínez busca entablar un valor numérico propósito que determine en el momento en que una canción es un plagio.

Martínez lleva a cabo este emprendimiento al lado de los estudiosos Aarón López-García y Vicente Liern, los dos de la Universidad de Valencia, y aparece tras múltiples años haciendo un trabajo en la similitud melódica.

Con él han desarrollado un algoritmo llamado SpectroMap, que equipara semejanzas entre armonías.

En un instante preciso, los estudiosos se cuestionaron si podrían llegar a cotejar una canción entera con otra.

De este modo, modificaron la metodología del estudio, de tal modo que el acercamiento fuera no por medio de la partitura sino más bien de la reproducción de la canción.

Los estudiosos llevan un año con esta iniciativa y los desenlaces del prototipo se presentaron en el primer mes del verano. Pero el trabajo no ha concluido ya que, en este momento, lo que procuran es una detección automatizada del plagio.

Así, hasta la actualidad, los estudiosos tienen la capacidad, con este algoritmo, de cotejar canciones y conseguir un valor numérico propósito para comprender cuan afines son.

El siguiente paso es de qué forma asemejarlo con un valor psicológicamente aceptable, o sea, detallar desde como es plagio y, asimismo, agrandar la investigación a canciones mas complicadas con instrumentación mas desarrollada.

"Frecuentemente", explicó el estudioso, "pensamos, esa canción me suena, pues igual tiene un giro melódico, o una progresión de acordes, o un ritmo afín".

Basándose en esto, ha contado: "El algoritmo, más adelante, si lo entrenamos apropiadamente, va a poder saber un valor numérico de similitud". Un valor numérico que, en el momento en que se alcance al equiparar 2 canciones, se logre decir: es un plagio.

Una vez que se consiga la investigación, además de esto, se va a poder derivar a otros usos, como saber qué elementos hacen que una canción sea mucho más consumida.

Más información

Estudiosos ahondan en un algoritmo que marque de manera objetiva la frontera del plagio en la música

Noticias de hoy más vistas