• sábado 4 de febrero del 2023

Especialista ve que "se están matando moscas a cañonazos" con la subida de los modelos de interés frente a la inflación

img

"El daño que se puede estar realizando a las familias no sé si compensa esta situación", se ha preguntado frente a la resolución del BCE

El instructor del Doble Grado en Administración y Dirección de Empresas y Finanzas de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR) Francisco Joaquín Cortés vió que "se están matando moscas a cañonazos" con la subida, por la parte del Banco Central Europeo (BCE), de los modelos de interés frente al desarrollo de la inflación.

En una entrevista a Europa Press, Cortés ha señalado de qué forma "partimos de una situación bien difícil, pues no nos encontramos familiarizados a estos escenarios de inflación".

Actualmente, ha creído, "lo único perverso en el horizonte es la inflación subyacente, que es la que no tiene presente los alimentos ni los costos de la energía".

La inflación, ha añadido, se está moderando esencialmente por las medidas que se están tomando a nivel público por la parte del Gobierno y, asimismo, preciso tejido productivo.

En este contexto, el "inconveniente" que vió a la situación de hoy es que el Banco Central Europeo "está proponiendo una política, a la que tampoco que estábamos familiarizados, fundamentada en la subida de los modelos de interés".

"Se trata de una medida que es muy eficiente en el momento en que la inflación es de demanda, o sea, que el consumo de las familias se ha disparado y, naturalmente, la autoridad monetaria debe atemperar ese desarrollo", dijo.

Sin embargo, indicó, "el inconveniente que poseemos hoy día no es una inflación de demanda, es una inflación de oferta, pues se han disparado los costes de la energía y de modelos alimentarios y eso necesita medidas estructurales, no medidas cortoplacistas de las clases de interés".

Entonces, a su juicio, "se están matando moscas a cañonazos" por el hecho de que "se están constriñendo los elementos libres por la parte de las familias, que estaban en una situación bien difícil por la subida de costos, y en este momento vieron aumentado el euribor".

Ha considerado que "algún efecto positivo debe tener en la inflación, por el hecho de que ese es el propósito, que se gaste menos y se ahorre mucho más". "Pero claro", ha añadido, "el daño que se puede estar realizando a las familias no se si compensa esta situación".

Ha recordado de qué manera la invasión de Ucrania afectó al precio de la energía, que es un bien que perjudica de manera trasversal, por el hecho de que todos consumimos energía y todos y cada uno de los campos consumen energía.

Se trata de algo que ocurrió, además de esto, tras la pandemia por la COVID, que supuso una "parálisis de la economía" que aún "no se ha equilibrado".

Junto a esto ha señalado "de fondo un aspecto que, a lo destacado, no se tiene presente y sucede que el inconveniente medioambiental es vital".

"La explotación de ciertos elementos naturales hace que los costos de las materias primas se prosigan tirando", ha constatado.

En cuanto a las previsiones, indicó que la situación de España está "parcialmente bien en comparación con los países de su ambiente" y "si bien, generalmente, la Unión Europea está regular, España está subsistiendo con mayor fortaleza, y eso dará virtudes".

En la situacion de los costos, ha adelantado que, con las medidas que se están tomando por la parte del Gobierno español o del propio tejido empresarial, 2023 será un año en el que "la inflación va a ir reduciéndose".

"El inconveniente, para las familias, es que si prosigue manteniéndose la posición de subir los modelos de interés en el final va a ser un sacrificio colosal para ellas", indicó.

Más información

Especialista ve que "se están matando moscas a cañonazos" con la subida de los modelos de interés frente a la inflación