• viernes 02 de diciembre del 2022

Especialista UNIR advierte que la racha de incendios en España "es algo jamás visto en estas datas"

img

Alerta sobre la "falta de prevención", con una administración del territorio "inexistente", algo que ve "preciso" llevar a cabo "a lo largo de todo el año"

LOGROÑO, 23 Jul.

La directiva del Máster en Ecología Urbana y también Infraestructura Verde de la Universidad Internacional de La Rioja, Susana Domínguez Lerena, califica la racha de incendios en este país como algo "jamás visto en estas datas", y asegura no existir "registros de incendios de esta intensidad", tal como advierte de la carencia de prevención, algo que considera "preciso todo el año".

"En este preciso momento nos encontramos en un nivel de hectáreas jamás visto en estas datas" ha señalado Domínguez Lerena en la entrevista concedida con Europa Press, y expresó que "es verdaderamente reciente que, tan a inicios de verano, haya este nivel de hectáreas quemadas".

La novedad es porque "en general los incendios mucho más virulentos se acostumbran a generar en el final de verano, en el mes de agosto o septiembre, aun en varias zonas del territorio en el mes de octubre o noviembre, pues lo que pasa es que se comienzan a abrasar los restos vegetales, la vegetación no está suficientemente húmeda por el hecho de que no ha llovido y entonces es en el momento en que se dan los incendios en el norte" explicó Domínguez.

No obstante, ha añadido, "lo que pasa es que nos encontramos teniendo asimismo unas temperaturas y una humedad muy baja, tampoco hasta la actualidad vistas en estas datas" a eso que se le suman, además de esto, "las rebosantes lluvias en primavera, que han generado una vegetación herbácea muy abundante, muy espesa, y naturalmente seca".

De esta forma, estamos frente a una situación de "colosal intensidad", de la que resulta "deslumbrante" resaltar de qué forma "prácticamente no hay registros históricos de incendios de esta intensidad en este país".

"Todo se junta, no hay una razón única" respondía Domínguez Lerena frente a un viable aspecto diferencial respecto al origen de los incendios.

La directiva del máster de UNIR señalaba una "conjunción de cosas" entre aquéllas que resaltan "un inconveniente de cambio climático, que este verano ahora se está apreciando de manera acuciante" a eso que se le sumaría "una primavera con mucha agua y vegetación".

"El tiempo que está mudando y crea capítulos de temperaturas elevadísimas y también incontrolables, viento incontrolable, tormentas que desarrollan aparato eléctrico..." especificaba Domínguez, de lo que ha señalado de nuevo que "siempre y en todo momento se daban a final de verano".

Además, influye bastante, a su juicio, que "efectuamos una gestion del territorio inexistente o escasa, lo que esta generando que tengamos mucha continuidad de vegetación herbácea y arbórea".

"No hay una administración del territorio correcta -añade-, los ayuntamientos no administran su territorio, los municipios se llenan del tema urbano y se olvidan que tienen un territorio que administrar, usando esas herramientas que hay para lograr tener una contestación en oposición al fuego. Esto es un caos pues no hay planificación ni administración del territorio".

La expansión y los nuevos brotes de incendios desarrollan alarma y son ahora la preocupación mucho más de hoy de este país, sin embargo, frente probables medidas precautorias de exactamente los mismos, Domínguez ha señalado de qué forma "esto no es una cuestión de días, en este momento hay que apagar los incendios y también procurar impedir a fin de que no vengan los próximos, pero de todos modos esto se trataría de tomar medidas ahora".

"Cada año en verano pasa lo mismo, diríase que hay que impedir y en el final no se hace nada" ha criticado, apuntando que "siempre y en todo momento se dijo que los incendios se apagan a lo largo del invierno, pero se apagan a lo largo de todo el año y con una planificación correcta, pero la verdad es que esa planificación no existe".

Por lo tanto, la solución recae sobre "planear y administrar el territorio" y, especificó que "por administrar hablamos a que municipios y comunidades autónomas empiecen a trabajar en conjunto en producir espacios de discontinuidad para el fuego, por servirnos de un ejemplo, con espacios de biodiversidad".

Asimismo, ha señalado la relevancia de "buscar una planificación del territorio en lo que se refiere a eludir espacios de abandono" a eso que se le suma "la protección de los nucleos urbanos en el caso de aparecer un fuego" sobre lo que aseguró tajantemente que "brotarán, por el hecho de que nos encontramos en un tiempo mediterráneo dónde siempren tuvimos fuegos" frente a lo que, consecuentemente, ha señalado de qué forma "de ahí que disponemos los más destacados equipos de extinción de todo el mundo" sin embargo, "eso por el momento no es bastante".

Miles de hectáreas arden en este país y las pérdidas, tanto económicas como medioambientales, son enormes. Es por ello que preocupa la oportunidad de pérdidas terminantes de esos espacios, y la búsqueda de medidas regeneradoras de exactamente los mismos encabeza la lista de intranquilidades.

Ante probables proposiciones, Domínguez Lerena apunta que "es dependiente de todas las ubicaciones" y apunta que "es muy distinta un fuego que haya podidos ser repetitivo, en zonas dependientes o independientes, o en función de las especies que se hayan quemado".

"De entrada, en la administración forestal, se busca que haya una regeneración natural" y ofrece que "en zonas de pendiente intentar eludir la pérdida de suelo con barreras que se pongan a esa escorrentía y producir tácticas y construcciones que evuten la perdida de suelo, o trabajos de reforestación".

No obstante, sobre esto, ha señalado que "cuesta bastante dinero y efuerzo" resaltando de qué forma "por supuesto es bastante más esencial la prevención que la extinción y regeneración, o restauración del lote".

"Es la región de transición entre las ubicaciones frondosas y las ubicaciones urbanas" explicó Domínguez Lerena.

La enseñante de UNIR ha criticado que "hay urbanizaciones cerca de los bosques que no tienen un plan de trabajo en lo que se refiere a prevención en frente de probables incendios" y resalta que "hay que poseerlo presente aun en los propios ayuntamientos".

"Hay ayuntamientos muy próximos a zonas de monte que tampoco tienen un plan de de qué forma impedir esos inconvenientes que logren producirse en el diseño urbano forestal" y ten en cuenta que son, exactamente, "esas zonas de transición las que hay que proteger y impedir a la multitud".

Ante esto, advierte a los ayuntamientos la obligación de "tener un plan de evacuación, tener hidrantes próximos dónde se logre coger agua para lograr proteger esas zonas, llevar a cabo plantaciones mucho más biodiversas cerca y urbanizaciones que eviten la continuidad del fuego, tal como asistan a pararlo o a procurar extinguirlo seguramente".

Los incendios se dan en espacios naturales, a veces cerca de pequeños ayuntamientos y localidades pero, por norma general, lejos de las enormes urbes, las que a primer aspecto semejan no verse perjudicadas directamente, sin embargo, la verdad es otra.

"Lo hemos visto hace un par de años en Vigo, con un enorme incendio a las puertas de la región dónde hubo ciertas viviendas que llegaron a quemarsy también" ha recorado Domínguez.

Asimismo, ha señalado otras ciudades y países que lo padecen "ocurre en California, dónde hay ciudades o urbanizaciones enteras que se han quemado, o en Portugal, que aun brincó el fuego de una orilla a otra del río Miño".

Por ello, para acabar, ha recordado de nuevo, "hay que ponerse a trabajar en ello, administrar el territorio, planear qué acciones se tienen la posibilidad de realizar a corto, medio y largo período, y trabajar asimismo nuestro ayuntamiento de las ubicaciones urbanas y ciudades, por el hecho de que las ciudades asimismo tienen territorio fuera del núcleo urbano, y hay que administrarlo".

Más información

Especialista UNIR advierte que la racha de incendios en España "es algo jamás visto en estas datas"

Noticias de hoy más vistas