• sábado 4 de febrero del 2023

Enrique Krauze, de la Academia Mexicana de la Historia, inaugura el I Congreso Internacional Iberoamericano

img

Organizado por UNIR y la Universidad Francisco de Vitoria

LOGROÑO, 22 Jun.

La Universidad Internacional de La Rioja (UNIR) y la Universidad Francisco de Vitoria (UFV) han estrenado esta mañana el I Congreso Internacional Hispanoamericano que se festeja del 22 al 24 de junio en el campus de la UFV y asimismo de manera en línea.

El tema, 'Memoria y futuro de todo el mundo hispánico en el contexto global', "es importante y de hoy. La sede, antecedida por la noble figura de Francisco de Vitoria, es idónea para festejar este congreso". Así lo confirmaba Enrique Krauze, de la Académica Mexicana de la Historia, en la charla inaugural del congreso del que agregaba "abrigo el deseo de que lleguemos a la conclusión de que, ajeno de nuestros fallos, injusticias y desventuras, algo apreciado hemos construido por medio de los siglos quienes a uno y otro lado del Atlántico hablamos, planeado, leído y escrito en castellano. Y si es de este modo, convengamos en la oportunidad de proseguir construyéndolo".

Francisco Javier Gómez Díez, directivo académico del congreso, presentó la charla inaugural, quien aseveró que "las etnias, entendidas como un haz de valores, no compiten de esta forma, no se anulan entre sí, no se depauperan en el mutuo contacto. Por el opuesto, medran, fecundan, aspiran a mucho más, se dan cuenta mundos, se se dan cuenta a sí mismas".

Así, en su charla, el académico mexicano ha amado trasmitir 2 ideas: una referida a la historia y otra a la lengua. En cuanto a la historia, Krauze explicó que "las etnias, entendidas como un haz de valores, no compiten entre sí, sino medran, se fecundan, aspiran a mucho más, se dan cuenta mundos y se se dan cuenta a sí mismas", explicaba.

Por eso, seguía Krauze, "hay un imperio bienhechor en el que no se pone el sol. Es el imperio del español; un dominio muy antiguo y moderno, cultural y espiritual, una nación virtual sin fronteras, múltiple y dinámico, llena de promesas". Y es que en la historia "va a haber instantes trágicos pues toda conquista fué de esta forma, pero al tiempo, hablamos de una historia compartida pues desde ahí se edificó una cultura y una civilización novedosa. Que no se olvide todo el aspecto constructivo de esa historia compartida", agregaba.

En cuanto a la lengua "el español, el español, pertence a las lenguas mucho más vivas y joviales de todo el mundo y entre las que con mucho más energía avanzan", explicaba el académico que continuó recordando que "fue un acercamiento de etnias, crisol de varios metales, charla de civilizaciones plasmada en la adopción por un pueblo de la palabra de otro".

También ha señalado lo que Krauze ha llamado la "vocación de mestizaje" que caracterizó "en distintos grados nuestra historia cultural y popular" y que, según él, marcó el acercamiento con el planeta americano en el momento en que los protectores de los indios hicieron convivir el español con los lenguajes indígenas.

Además, el académico ha amado referirse a la experiencia sudamericana, arraigada en el pensamiento de Vitoria entre otros muchos pensadores, "plantó entre nosotros el árbol de la igualdad cristiana y la independencia natural" y cuyos provecho "fueron palpables en la vida popular, y no tanto en la política o intelectual", explicó.

"Pero aún con esas excepciones, ese árbol hispano de la independencia suavizó en América los puntos mucho más lacerantes de la esclavitud, creó leyes y también instituciones jurídicas de protección a los indios, ingresó reformas valientes en el crepúsculo del imperio, renovó su composición conceptual y legal en la tradición liberal del siglo XIX, y llegó al XX suficientemente fuerte y desprendidos para resguardar la vida de los perseguidos de otras tierras, incluyendo los de nuestra España", ha concluido.

El congreso reúne a especialistas y personalidades de la civilización, la historia y la política de todo el mundo para pensar sobre la aportación de España y el Hispanismo al planeta.

Daniel Sada, rector de la Universidad Francisco de Vitoria, se hizo cargo por la mañana de la apertura del Congreso, y agradeció a José María Vázquez, rector de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR) y a Rafael Puyol, presidente de UNIR, su acompañamiento en la organización conjunta del acontecimiento, tal como a las instituciones que se sumaron a la iniciativa como la Fundación Iberoamericana y Europea de Yuste, y la Fundación Obra Pía de los Pizarro.

Daniel Sada, en su intervención, remarcó que "somos varios los que reconocemos una identidad común fundamentada en la lengua, los valores, y las tradiciones compartidas durante los siglos. Una identidad que no comprende de fronteras, y está sobre las contrariedades políticas o ideologías coyunturales".

Y añadió: "Nuestro presente es complejo, quizá no mucho más que otros presentes, pero es el que nos corresponde enfrentar y como tal nos pide una reflexión honesta sobre esta identidad, que nos deje admitir sus logros, y asimismo sus límites. Una reflexión que nos oriente sobre el futuro, que nos muestre el horizonte, y que nos señale el sendero a recorrer". "En el momento en que esta identidad es atacada, desde distintos sitios y formas, faltando a la realidad, o caricaturizando nuestros valores, es requisito ofrecer un paso adelante", aseveró.

José María Vázquez García-Peñuela, rector de la UNIR, continuó el acto inaugural enseñando que "este congreso no se acoge al amparo de un aniversario o de una conmemoración, y es un acierto, pues la historia y la civilización latinoamericana demanda regularmente ser objeto de estudio tras bastantes años de incomprensible desatención".

"Las mejores cabezas españolas del siglo XIX pusieron parte importante de sus sacrificios intelectuales en ofrecer con las claves de los desgraciados hechos acaecidos desde el instante en que nuestra nación dejó de ser cabeza de un imperio".

"Por eso solamente hemos estudiado el fenómeno histórico de la hispanidad como sujeto cultural." Y concluyó "no hemos conocido enseñar al planeta, y entender bien nosotros, entre los mayores logros culturales de la narración de la raza humana."

Durante esta primera día, han intervenido Ignacio Arellano, de la Universidad de Navarra, y César Chaparro, Universidad de Extremadura, que han meditado sobre 'Nuestra tradición literaria', y en una sesión posterior Antón Alvar Ezquerra, de la Universidad de Alcalá de Henares; Ruth Fine, de la Hebrew University of Jerusalem, y Diana Castilleja, de la Faculteit Letteren en Wijsbegeerte, sobre la 'Riqueza de una lengua compartida'.

También se han ordenado 2 mesas coloquio, una sobre 'Francisco de Vitoria: actualidad de la compromiso universitaria' donde han intervenido Francisco Javier Gómez Díez, de la Universidad Francisco de Vitoria; Marcelo Gullo, de la Universidad Nacional de Rosario, y Juan Antonio Senent de Frutos, de la Universidad Loyola de Andalucía.

La otra mesa intentó sobre 'Religiosidad y hecho espiritual' y ha contado con Marta Eugenia García Ugarte, de UNAM; Gianni La Bella, de la Universidad de Módena; Pablo López Cháves, de la Universidad Francisco de Vitoria, y Emilio Martínez Albesa, del Ateneo Pontificio Regina Apostolorum - UPRA.

La primera día concluyó con la intervención del escritor Jesús Sánchez Adalid, académico de número y directivo de la biblioteca de la Real Academia de las Artes y las Letras de Extremadura, que departió al lado de otros escritores relevantes como Juan Gabriel Vásquez Velandia, escritor, periodista y traductor colombiano; y Juan Villoro Ruiz, escritor y periodista mexicano, sobre 'El cosmos de las letras'.

Mañana seguirá el congreso con una segunda sesión que tratará sobre la historia, tradición política y globalización.

Más información

Enrique Krauze, de la Academia Mexicana de la Historia, inaugura el I Congreso Internacional Iberoamericano