Crónica La Rioja.

Crónica La Rioja.

El sobrino del fallecido afirma que el acusado lo amenazaba y causaba temor.

El sobrino del fallecido afirma que el acusado lo amenazaba y causaba temor.

El sobrino del anciano fallecido por envenenamiento ha declarado que su tío le confesó sentirse amenazado por el acusado y preocupado por un problema relacionado con el alquiler de un trastero. Según él, la relación con la víctima era normal y descarta cualquier posibilidad de suicidio.

LOGROÑO, 5 Mar.

Durante la segunda sesión del juicio, el sobrino del fallecido relató el temor que su tío le manifestó hacia el acusado, un hombre de 46 años sin antecedentes penales. El fiscal solicita una compensación de 300.000 euros para los posibles herederos en este caso de asesinato con alevosía por envenenamiento.

El sobrino describió a su tío como una persona con un carácter complicado, enfatizando en su terquedad y su obsesión por el dinero. También mencionó un altercado previo entre su tío y el acusado por un tema de alquiler de un trastero.

Según el testimonio del sobrino, su tío expresaba miedo hacia el acusado, quien había rechazado la idea de haber alquilado un trastero al anciano. Tras una confrontación en un bar, la víctima le había advertido que intentaba arrebatarle sus pertenencias.

El sobrino también relató la fría actitud del acusado tras la hospitalización del anciano por un ictus, incluyendo declaraciones engañosas sobre el estado de salud de la víctima. Asimismo, detalló la reticencia del acusado a facilitar información a los familiares tras el fallecimiento.

El sobrino se mostró sorprendido por ciertas cartas encontradas en la residencia de la víctima la noche del envenenamiento. Tras analizar una de las cartas a petición del jurado, concluyó que no reflejaban el estilo ni el lenguaje de su tío y estaban mal redactadas.

El fiscal está solicitando una condena de 23 años de cárcel para el acusado, así como una indemnización de 300.000 euros para los herederos. Las pruebas presentadas sugieren que el acusado administró un líquido desatascador a la víctima con la intención de heredar sus bienes.

El relato de los hechos expone cómo el acusado adquirió el producto desatascador y suministró además un medicamento que causó somnolencia a la víctima, facilitando así el envenenamiento. El anciano falleció por fallo multiorgánico debido a la ingestión del producto químico.