Crónica La Rioja.

Crónica La Rioja.

El mal tiempo obliga a cancelar la procesión religiosa en Logroño.

El mal tiempo obliga a cancelar la procesión religiosa en Logroño.

La Hermandad de Cofradías de Logroño, con el respaldo de los 11 Hermanos Mayores de las Cofradías de la Pasión de la capital riojana, han anunciado la suspensión de la Magna Procesión del Santo Entierro debido a las inclemencias del tiempo, según ha comunicado el secretario de la Hermandad, Luis Ignacio Arruti.

La icónica procesión de la capital riojana, que estaba programada para salir desde la Plaza del Mercado y recorrer las calles del Casco Antiguo de Logroño a partir de las 19:30 horas, no podrá llevarse a cabo.

La Hermandad de Cofradías, acompañada de los Hermanos Mayores, se reunió en la Concatedral de la Redonda desde aproximadamente dos horas antes. A las 18:30 horas, anunciaron a los medios de comunicación la decisión de cancelar la procesión, una determinación tomada con gran pesar debido a las malas condiciones climáticas.

Arruti expresó su deseo de que el próximo año puedan desfilar por las calles, mencionando que las diferentes Cofradías realizarían actos internos exclusivos para cofrades en sus sedes canónicas esta tarde.

El secretario de la Hermandad admitió que consideraron retrasar la hora de inicio de la procesión, pero finalmente descartaron la idea debido a la imprevisibilidad de las tormentas que se esperaban más tarde en la noche. Por lo tanto, los Hermanos Mayores decidieron que era mejor cancelar en su totalidad.

Arruti señaló que, a pesar de la tristeza de los cofrades ante esta decisión, no podían luchar contra el mal tiempo. Aunque la climatología adversa ha estado presente en todo el país en los últimos días, hoy no se pudo esperar a que el cielo se despejara y dejo de llover.

En el exterior de La Redonda, varios cofrades se agruparon alrededor de Enrique Guerrero, hermano mayor de la Cofradía de la Santa Cruz, quien lamentó la cancelación de la procesión especialmente porque otras cofradías no han tenido la oportunidad de desfilar, algo que sí lograron el pasado martes.

Guerrero expresó su pena por no poder llevar a cabo la procesión después de todo el trabajo realizado durante el año, pero afirmó que esperarán al próximo año para intentarlo de nuevo.