El frío se intensificará durante el fin de semana de Reyes con posibles heladas en el interior de la península

El frío se intensificará durante el fin de semana de Reyes con posibles heladas en el interior de la península

Este viernes, día de las cabalgatas, estará marcado por nubosidad y precipitaciones en la mitad este de la Península

MADRID, 4 Ene.

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha pronosticado que este viernes 5 de enero se producirán nevadas en los sistemas montañosos y zonas adyacentes de la Península debido a la entrada de aire marítimo polar y un frente frío. Además, también se registrarán heladas y un descenso significativo de las temperaturas durante el fin de semana de Reyes.

El frente frío avanzará hacia el Mediterráneo, moviéndose de oeste a este sobre la mitad este de la Península y Baleares, lo que resultará en una gran cantidad de nubes y posibles precipitaciones.

Esta masa de aire polar provocará una disminución de la cota de nieve, que se ubicará entre 900 y 1.200 metros en el noroeste, entre 1.200 y 1.600 metros en el centro y Pirineos, bajando a alrededor de 1.000 metros, y entre 1.800 y 2.000 metros en el sudeste, descendiendo a 1.200 metros. Por lo tanto, se esperan nevadas en los principales sistemas montañosos y áreas cercanas, con acumulaciones significativas en las montañas del norte y sudeste.

Las precipitaciones persistirán el viernes en el norte de Galicia y el Cantábrico, así como en las zonas montañosas del resto de la Península, disminuyendo en las zonas llanas a lo largo del día. Además, podrían ser localmente intensas y acompañadas de tormentas en Cataluña y Baleares al final del día. Sin embargo, serán menos probables en el oeste de la Meseta y Andalucía.

Esta rápida entrada de aire también conllevará una disminución generalizada y pronunciada de las temperaturas, tanto durante la noche como durante el día, lo que resultará en la formación de heladas en muchas áreas.

En cuanto a los vientos, predominarán los del noroeste en la Península y Baleares, con ráfagas fuertes en el Cantábrico, el tercio oriental peninsular y el área mediterránea.

En Canarias, se esperan intervalos nubosos, con posibilidad de chubascos dispersos ocasionales y una ligera disminución de las temperaturas diurnas. Los vientos en las islas serán suaves, soplando desde el noreste o variables.

Para el primer fin de semana del año, se pronostica que las temperaturas sigan disminuyendo debido a la entrada de una masa de aire ártica por el norte de la Península, lo que dará lugar a heladas en gran parte del interior peninsular, especialmente en la madrugada del domingo 7 de enero. Las áreas del valle de Ebro, Guadiana y Guadalquivir también tienen una probabilidad menor de experimentar heladas.

En términos de precipitaciones, es probable que se concentren en el área Cantábrica, con cotas de nieve alrededor de los 800 metros. Se espera que en el Cantábrico y los Pirineos sean más persistentes e intensas durante el sábado 6 de enero, el día de Reyes, aunque tenderán a disminuir a lo largo del domingo.

Por otro lado, se espera que la entrada de una borrasca mediterránea afecte a Baleares, con precipitaciones más intensas el día 6 de enero y cotas de nieve alrededor de los 1.000 metros. Estas precipitaciones tendrán menos probabilidad de ocurrir el domingo.

En cuanto a los vientos, soplarán del norte y noroeste, con ráfagas probablemente muy fuertes en los Pirineos, el bajo y medio Ebro, el sureste del sistema Ibérico, el tercio sur de Cataluña y el Ampurdán, afectando también a Baleares.

Por último, en Canarias, se esperan cielos nubosos o con intervalos el sábado 6 de enero, y es posible que se produzcan precipitaciones débiles ocasionales en las islas montañosas, especialmente en Tenerife y Gran Canaria. Se espera que el día 7 el tiempo sea más estable, con vientos alisios.

Categoría

La Rioja