Crónica La Rioja.

Crónica La Rioja.

El Corredor Cantábrico-Mediterráneo representa un futuro prometedor para las comunidades afectadas, afirma García-Calzada.

El Corredor Cantábrico-Mediterráneo representa un futuro prometedor para las comunidades afectadas, afirma García-Calzada.

Ha inaugurado un Foro para impulsar el Corredor en el que participan las Comunidades de Cantabria, Castilla y León, Aragón, Comunidad Valenciana y La Rioja

LOGROÑO, 7 Mar.

El presidente de la Federación de Empresas de La Rioja (FER), Jaime García-Calzada, ha afirmado que el Corredor Cantábrico-Mediterráneo "es un camino de futuro" para las comunidades que atraviesa, al tiempo que ha añadido que "no representa solamente una vía de altas prestaciones, sino que es mucho más, porque es un camino de oportunidades para las empresas, para las empresas, las personas, los bienes, las mercancías y los servicios".

El máximo responsable de la patronal riojana ha sido el encargado de inaugurar el 'Foro Impulso al Corredor Cantábrico-Mediterráneo', que se desarrolla en el Palacio de Congresos y Auditorio de La Rioja, Riojafórum. Participan responsables empresariales de Cantabria, Castilla y León, Aragón y Comunidad Valenciana, además de la comunidad riojana, como anfitriona. También hay representación institucional, en el caso de La Rioja, liderada por su presidente, Gonzalo Capellán, de Aragón, también por el presidente del Gobierno aragonés, Jorge Azcón, y del resto de comunidades autónomas por diferentes consejeros.

García-Calzada ha afirmado que este proyecto del Corredor "es algo que nos une", y lo hace para "impulsar una infraestructura absolutamente fundamental en el desarrollo económico y en la cohesión social de nuestras regiones; regiones que representamos el 29 por ciento del PIB de España, y que representa a más de 17 millones de personas".

Se trata, "como nos habla Europa", de "conectar corredores para fortalecer la cohesión territorial, de vertebrar regiones que puedan estar en desventaja por tener una mayor despoblación y de ofrecer conectividad y comunicaciones a las poblaciones periféricas en el objetivo de impulsar su potencial económico y social", ha destacado.

El presidente de la FER ha señalado, en su intervención, que "cuando nos referimos a la red de redes, ya sabéis que hay quien sostiene que es una infraestructura cerrada y limitada; o que el corredor ya está trazado y planificado, así como que es inamovible, por lo que quiénes piensan así "no nos dejan avanzar".

Ante ello, ha asegurado que "queremos escuchar que hay una voluntad, un compromiso firme de ejecutar los proyectos y de impulsar una verdadera vertebración entre los territorios para una fecha real y concreta, el año 2030".

"Queremos escuchar que tenemos programas y planes para enlazar y dar conectividad a todas las regiones en su singularidad, que tenemos una vía abierta a nuestras demandas y a las mejores". Todo ello, porque ha insistido que este Corredor "no es una vía de transporte únicamente" sino que "es un camino de futuro; del futuro de nuestras comunidades".

García-Calzada ha destacado que "tenemos la idea compartida que queremos acelerar una infraestructura ferroviaria que no es excluyente, sino integradora y complementaria con el transporte de mercancías". "Contamos en España y en La Rioja y en todas las comunidades presentes con un sector logístico y de transporte de mercancías por carretera totalmente envidiable en el mundo e imprescindible tanto en su valor como en el servicio que presta, pero dicen nuestros expertos que el corredor ferroviario contribuye a que el transporte de mercancías sea más eficiente", ha apostillado.

Finalmente, el presidente de la FER ha puesto en valor que al término de la jornada, se firmará, por las organizaciones empresariales la 'Declaración por el impulso al desarrollo del Corredor Ferroviario de Altas Prestaciones Cantábrico-Mediterráneo para el tráfico de mercancías y viajeros', que "reclama al Gobierno de España y a las autoridades europeas e instituciones europeas el necesario y urgente impulso de esta infraestructura y "la necesidad de no retrasar más y de haber hecho realizar todos los proyectos pendientes".