Crónica La Rioja.

Crónica La Rioja.

El busto de Manuel Bartolomé Cossío regresa a su hogar en el instituto de Haro después de décadas en el IES Sagasta de Logroño.

El busto de Manuel Bartolomé Cossío regresa a su hogar en el instituto de Haro después de décadas en el IES Sagasta de Logroño.

En Haro, este viernes se llevó a cabo la entrega del busto de bronce en honor al pedagogo Bartolomé Cossío al Instituto que lleva su nombre, después de que tras la Guerra Civil en 1936 se trasladara al Instituto Práxedes Mateo Sagasta en Logroño.

El presidente del Gobierno de La Rioja, Gonzalo Capellán, junto al consejero de Educación y Empleo, Alberto Galiana, la alcaldesa de Haro, Guadalupe Fernández, y la directora del IES jarrero, Virginia Fraile, participaron en el acto.

Capellán expresó su orgullo de que el pedagogo más importante de España haya nacido en Haro y destacó la importancia de la labor educativa que se realiza en el Instituto.

El presidente resaltó el legado pedagógico de Cossío, que coloca al alumno en el centro de la actividad educativa, fomentando el desarrollo integral de cada persona.

Recordó que desde 1929, Cossío abogaba por empoderar a cada individuo para que pudiera llevar una vida plena y libre.

En 1933, el Ayuntamiento de Haro decidió nombrar al instituto local con el nombre de Cossío, y en 1936, el busto fue trasladado al Instituto Nacional de Segunda Enseñanza de Logroño debido a la Guerra Civil.

Desde entonces, la escultura ha viajado a diferentes ubicaciones hasta regresar al IES Bartolomé Cossío de Haro.

Actualmente, el centro alberga a 759 alumnos y ofrece una variedad de ciclos formativos, manteniendo vivo el legado de Bartolomé Cossío.

Bartolomé Cossío, pedagogo y juez, es reconocido como una figura destacada de la pedagogía española y un estudioso del arte en el periodo de 1882 a 1935.

Fue parte del movimiento krausista y continuador del legado de Francisco Giner de los Ríos, dejando un importante legado en la educación española.