Crónica La Rioja.

Crónica La Rioja.

"El arte de la hospitalidad navideña: Reutilizar manteles y servilletas de tela mientras creamos tarjetas festivas"

La cortesía siempre tiene que estar al servicio de la educación si no queremos asistir: avisar con tiempo y explicar el motivo

LOGROÑO, 23 Dic.

La Navidad es momento de reunir a la familia, y amigos, alrededor de una mesa y compartir juntos una comida o cena. Recuperar los manteles, y servilletas, de tela y hacer tarjetas divertidas pueden colaborar a que todo fluya alrededor del encuentro.

La coordinadora académica del Máster en Protocolo y Organización de Eventos de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), Margarita Gil Jerez, ha dado las pautas para que todo salga bien en una entrevista a Europa Press.

Nochebuena, nos han invitado a cenar a casa de alguien. Lo ideal es llevar algún detalle, algo que complete la comida, como una botella de vino o un postre, bombones, trufas... Es necesario ser muy puntual e intentar hacérselo más fácil al anfitrión.

Si eres tú el que recibe tienes que tenerlo todo listo para cuando lleguen los invitados, con la mesa dispuesta. Es una ocasión para recuperar los manteles y servilletas de tela, con colores claros, bonitos, y utilizar bajoplatos que no se retirarán.

La cubertería de fuera hacia dentro, con el tenedor a la izquierda y la cuchara y el cuchillo a la derecha. El pan a la derecha y, del mismo modo, pondremos en orden un vaso de agua, copa de vino blanco y de vino tinto.

Puede ser divertido que los niños hagan tarjetas con los nombres de los invitados, para que éstos sepan dónde deben sentarse y los más pequeños se sientan partícipes de la organización.

Tradicionalmente, los anfitriones se sientan enfrentados en los laterales de la mesa pero, también, al ser un sitio especial se debe ceder el espacio a los abuelos.

Los matrimonios no se sentarán juntos y, en la disposición de la mesa, se irá alternando hombre y mujer. A la hora de servir, se sirve a las señoras primero.

Todo lo completará un centro de mesa bonito para el que hay "mil opciones" y en el que se puede usar figuritas para hacerlo "algo más divertido".

En cuanto a la vestimenta, hay que intentar ir "formal pero no destacar". "Vestirse de manera comedida es lo mejor".

Al evento navideño de la empresa no es obligatorio acudir "pero sí recomendable". Si aún así hemos decidido no ir hay que responder con "exquisita educación y mucha rapidez".

"Avisar cuanto antes y nunca dar la impresión de que vas a ir para luego anular en el último momento; incluso, si vas a llegar tarde hay que avisarlo y siempre dar un motivo, no una excusa. La cortesía es una estrategia al servicio de las relaciones sociales", ha relatado.

También ha indicado que es mejor no ir que acudir obligado. Hay que acudir con la mejor sonrisa que tenemos, con amabilidad y, si no vamos a poder estar así, es mejor rechazarlo. Lo mismo en los eventos familiares.