• lunes 28 de noviembre del 2022

DOCa Rioja prosigue a la cabeza del enoturismo nacional, con un 20,5% del total de visitantes de las Rutas del Vino en 2021

img

Tras lograr el año pasado las 460.000 visitas, en este ejercicio espera regresar a lograr la cifra récord de 860.000 visitas de 2019

LOGROÑO, 26 Jul.

Un 20,5 por ciento del total de visitantes registrados en las Rutas del Vino de toda España. Es el apunte que, en concordancia al Informe Anual de Visitas a Bodegas y Museos del Vino, anunciado por la Asociación Española de Ciudades del Vino (ACEVIN), sigue poniendo a la DOCa Rioja a la cabeza del turismo recibido en las zonas vitivinícolas del país, aparte de como un líder en todo el mundo en enoturismo.

Según las cantidades de este informe, la suma de los turistas que han recibido las tres Rutas del Vino de Rioja certificadas por ACEVIN -Rioja Alta, Rioja Alavesa y Rioja Oriental-, ese 20,5% del total, es un apunte muy superior al del resto zonas examinadas en el estudio.

Algo, afirman desde el Consejo Regulador de la DOCa Rioja, que "ratifica a Rioja como motor de la actividad enoturística en todo el país y de referencia en todo el mundo, con un efecto tractor para el grupo del ámbito turístico español".

A ello suman que el último Monitor de Enoturismo 2021, elaborado por la asesora experta en turismo Dinamiza Asesores y anunciado al comienzo de la primavera de este año, ahora confirmaba el liderazgo de Rioja al ratificar a la zona como el destino enoturístico que recibe mayor número de visitas de España, con 460.000 en las prácticamente 200 bodegas que abrieron sus puertas al turismo en 2021.

Del grupo de bodegas de Rioja, 125 están incorporadas en las tres Rutas del Vino certificadas. Esta cifra de visitas, que piensa un desarrollo del 103,5% con en comparación con año previo, el 2020, "posiciona a Rioja como el destino líder indiscutible en enoturismo de este país, y discurre en la línea de sobrepasar las 860.000 que tuvieron sitio en 2019".

Frente el comienzo de los meses que concentran el mayor número de reservas vacacionales del periodo de tiempo estival, la DOCa Rioja se expone ilusionado. Los datos que corresponden a 2021 ahora reafirmaron una destacable restauración de la actividad enoturística en la zona, más allá de que muchas limitaciones seguían entonces actuales.

De hecho, ese apunte del 103,5% de desarrollo del número de visitas respecto al año previo, "resulta en especial positivo si se equipara con el grupo del campo turístico español, que logró recobrar un 64,4% de su actividad en relación a 2020".

"La reactivación del visitante nacional y el interés de los turistas de todo el mundo, impulsados por la progresiva normalización tras la pandemia y menores limitaciones a la movilidad, nos dejan ser optimistas dada asimismo la capacidad de restauración y adaptación mostrada por el grupo de la zona de Rioja en 2021", enseña José Luis Lapuente, directivo general del Consejo Regulador de la DOCa Rioja.

En sus expresiones, "los meses de verano y otoño de 2021 ahora registraron un número de visitas afín al del mismo periodo de tiempo de 2019, año antes de la crisis derivada del coronavirus, con lo que el grupo del campo trabaja con perspectivas muy positivas".

Perspectivas "que se están afianzando además de esto en estas datas en las que comienza el intérvalo de tiempo estival, donde se puede ver dinamismo y actividad en las reservas para las visitas a bodegas y ocupación hotelera, y revela que la población desea vikver a gozar y sacudirse los pésimos instantes vividos", concluye Lapuente.

La zona espera regresar a lograr la cifra récord de 860.000 visitas que registró en 2019 y, en un medio plazo, la DOCa Rioja ha predeterminado como propósito captar 1,2 millones de visitantes para 2025, según recopila su Plan Estratégico 2021-2025, donde el avance y también impulso al enoturismo forma uno de los más importantes ejes de trabajo.

El desarrollo de las visitas de todo el mundo resultará clave para el éxito de la consecución de este propósito. En este sentido, según con el Monitor de Enoturismo 2021, el 20,3% de visitantes de las bodegas de Rioja fueron turistas extranjeros, cifra mayor a la media nacional, establecida en un 15,1%.

Rioja es el destino enoturístico con mucho más bodegas visitables de España, con 178 bodegas abiertas al público (llegaron a ser 195 antes de la pandemia) de diversa tipología (centenarias, familiares, con calados históricos, arquitectura de vanguardia, proyectos para pequeños, etcétera.), muchas de las que cuentan, además de esto, con hoteles temáticos sobre vino, sitios de comidas, museos y otras proposiciones y atractivos singulares.

Unidas, constituyen una amplia y extensa y diferente oferta enoturística con la capacidad de ir alén de las visitas guiadas a bodegas y de agradar los deseos y también inquietudes de diferentes géneros de visitantes.

Así, la oferta enoturística de la zona ha evolucionado claramente en los últimos años dando como resultado la creación de novedosas proposiciones con un prominente ingrediente experiencial, ofertando a los visitantes la oportunidad de gozar del vino y el paisaje de una manera mucho más vivencial, implicando al visitante por medio de la gastronomía, la naturaleza, el deporte, la historia o el arte.

Según Monitor de Enoturismo, de media, todas las bodegas de Rioja da tres proposiciones de vivencias distintas en su catálogo enoturístico.

Dentro de las opciones y las poco a poco más segmentadas promociones, aparte del interés por las bodegas de arquitectura vanguardista y centenarias, resaltan las ocupaciones familiares para los mucho más pequeños de la vivienda, el ocio y vivencias al aire libre (como paseos en bicicleta o entre viñedos o catas bajo las estrellas), las vivencias culturales o ocupaciones para un público especialista en vino, entre otros muchos.

"El campo ha reforzado su oferta con opciones turísticas recientes, que resaltan por un prominente nivel de profesionalización y calidad. Rioja avanza con una apuesta ganadora: arquitectura, historia, gastronomía, paisaje, lujo, sociabilidad y sitio de acercamiento para la familia, los amigos y los viajes de negocios, arropando nuestros vinos y realizando de la zona un destino atrayente y prácticamente obligado, para prestar a quien llega una experiencia única, inolvidable", asegura José Luis Lapuente.

La oferta enoturística de la DOCa Rioja se encuentra dentro de los motores económicos de la zona y del turismo nacional. Solo en 2021, la actividad del enoturismo supuso un encontronazo económico de 103,7 millones de euros, lo que piensa un incremento de 61,5 millones respecto al año previo. Antes de la pandemia, la cifra superó los 170 millones.

En términos de empleo, el encontronazo del enoturismo se materializa asimismo en la creación de cargos laborales: en 2021, cerca de 420 personas fueron usadas en departamentos de enoturismo de bodegas en la DOCa Rioja, lejos aún de las 800 usadas en 2019, intérvalo de tiempo previo a la crisis derivada del COVID-19.

Asimismo, resalta la relevancia del empleo indirecto que se crea a través de ayudantes externos, expertos que trabajan de la mano en el área de enoturismo de la bodega que, si bien no formen una parte de la plantilla fija, en Rioja suponen ahora cerca de 150 cargos laborales indirectos.

Además, el Monitor apunta asimismo la administración profesionalizada de la actividad enoturística de Rioja. A este respecto, las bodegas de la Denominación tienen un departamento o área de enoturismo en el 80% de las situaciones, aspecto que le adjudica una esencial profesionalización al campo, a eso que se aúna visto que estos departamentos tengan una media de antigüedad de 14 años, probando la madurez del enoturismo en Rioja.

Más información

DOCa Rioja prosigue a la cabeza del enoturismo nacional, con un 20,5% del total de visitantes de las Rutas del Vino en 2021

Noticias de hoy más vistas