• sábado 4 de febrero del 2023

Detenido en Villamediana (La Rioja) un francotirador que disparaba desde su hogar a casas y centros institucionales

img

LOGROÑO, 7 Dic.

La Guardia Civil, en el contexto de la Operación Nigromante, ha detenido en la ciudad riojana de Villamediana de Iregua a un varón de 41 años de edad como presunto creador de delitos de tenencia ilegal de armas, daños y falsedad reportaje.

Según han informado este miércoles desde el Instituto Armado, esta persona había desarrollado una enorme alarma popular en el concejo, por efectuar tiros con armas de aire comprimido sobre casas y centros institucionales, con el consiguiente peligro para la gente.

Hasta seis demandas presentadas por diferentes personas habitantes de esta ciudad frente a la Guardia Civil motivaron el comienzo de la Operación Nigromante para conocer al presunto creador de varios tiros completados sobre chimeneas o antenas de inmuebles de casas, un instituto y una guardería.

Estos hechos motivaron que agentes de Seguridad Ciudadana y de Policía Judicial de la Guardia Civil desplegaran un dispositivo de supervisión y control en la región perjudicada que dejó centrar las supones sobre un hombre vecino de la ciudad.

Durante múltiples meses, este sujeto había sido reconocido en múltiples ocasiones. Los agentes le habían intervenido en distintas controles dentro de su turismo tres armas largas del calibre 5'5 mm, 2 visores, una caja de munición, un cuchillo de enormes dimensiones y distintos complementos.

El material intervenido fue remitido al laboratorio de Criminalística de la Guardia Civil en La Rioja, en concreto al departamento de Balística y Grafística.

Sus estudios concluyeron que entre las carabinas había sido cambiada para emplear proyectiles del calibre 22 y acrecentar deliberadamente su letalidad, al tiempo que otra de las armas se había cambiado para conseguir una mayor capacidad de fuego.

Además, el cotejo balístico a los proyectiles recogidos a lo largo de las inspecciones técnico-oculares en las ubicaciones atacadas determinó que fueron disparados por entre las carabinas requisadas, al tiempo que el análisis de grafística concluyó que las tarjetas de armas que tenía eran falsas.

La calidad indiciaria de la investigación de la Unidad Orgánica de Policía Judicial y los reportes profesionales motivaron la pertinente solicitud al Juzgado de Instrucción nº1 de Logroño de entrada y registro para 2 casas y una cabaña, usada esta última por el sospechoso como región de trabajo para manejar las armas y para efectuar pruebas de tiros.

Tras la autorización judicial se reguló un despliegue que acabó con la detención del presunto creador. En los registros se intervinieron otras tres armas cambiadas, herramientas y complementos para la manipulación de armas, miras telescópicas, complementos para tiro de precisión, 2 pistolas táser con fachada de linterna, ocho cajas de munición de distintas calibres y tarjetas de armas falsificadas.

Además se hallaron distintas drogas en el inmueble que radicaba esporádicamente al lado de su pareja sentimental como 120 pastillas de MDMA al lado de pequeñas proporciones de hachís y speed. A este inmueble situado a pocos metros de un instituto y una guardería, asistían todos los días usuarios de éxtasis para abastecerse de esta substancia.

Las diligencias adjuntado con el detenido, armas y efectos intervenidos fueron puestas predisposición de la autoridad judicial. De forma ampliatoria los agentes de la Policía Judicial han remitido a la autoridad judicial un informe donde se corrobora la letalidad de las armas requisadas.

La investigación fué llevada a cabo por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de La Rioja, el Grupo de Información, USECIC y GEDEX.

Más información

Detenido en Villamediana (La Rioja) un francotirador que disparaba desde su hogar a casas y centros institucionales